La insólita confesión de Moria Casán: "El correccional me encantó porque nadie me pedía plata, ni me rompía las pelotas"

La jurado de ShowMatch recordó en el programa de Mirtha su paso por la cárcel del Buen Pastor en Paraguay.

Uno de los momentos más difíciles que le tocó atravesar a Moria Casán fue su detención en el Correccional del Buen Pastor en Paraguay. Sin embargo, la diva -fiel a su pedido de desdramatizar todas las situaciones de la vida- recuerda el episodio con tranquilidad y con mucho humor.

"Juro por mis nietos que me encantó la correccional. Me encantó porque nadie me pedía plata, nadie me rompía las pelotas, nadie me pedía nada. Solamente me traían cosas".

“El Correccional del Buen Pastor me encantó. Fue como haber ido a la India y no me estoy haciendo la superada”, lanzó en Almorzando con Mirtha Legrand. “¿De verdad, te encantó?”, le dijo, sorprendida la conductora. “Juro por mis nietos. Me encantó porque nadie me pedía plata, nadie me rompía las pelotas, nadie me pedía nada. Solamente me traían cosas. Me llamaban de dirección y me traían regalos como si fuera la Difunta Correa, la santa de las tetas”, aseguró, divertida.

“No sentía claustrofobia, si hace 50 años que vivo en camarines. Podía salir, había un patio. No eran celdas. Yo estaba en un departamento divino, con dos aires acondicionados y con presas de 25 años. Hay una peluquería y una juguetería, porque hay chicas que son mamás. Era un convento. En cada esquina había un santo, tenía una mística religiosa”, relató la diva sobre la experiencia, dejando sorprendidos a los invitados. “No me pongo a pensar las cosas. Yo cuando estoy así me pongo en un plano estelar y me manejo”, finalizó.