Gustavo Guillén será papá a los 54 años: "Estábamos buscando un hijo y la llegada de Pedro es una bendición" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Gustavo Guillén será papá a los 54 años: "Estábamos buscando un hijo y la llegada de Pedro es una bendición"

El actor habló en Pronto de la llegada de su primer hijo con su esposa, Luciana Abelenda, y la familia ensamblada que armaron.

"Estábamos buscando un hijo y es una gran bendición. Se llama Pedro", afirmó Gustavo Guillén. Foto: Web/ Ciudad.com

"Somos los tuyos, los míos, y el nuestro", contó Gustavo Guillén, quien a los 54 años está pleno por la llegada de su segundo hijo, el primero con su esposa, Luciana Abelenda, la bailaora de flamenco con la que está casado desde hace dos años. El actor reveló en la revista Pronto que su esposa está en el octavo mes de embarazo, que llegará a mediados de este mes y contó de la búsqueda que emprendieron para tener un hijo juntos.

"Estábamos buscando un hijo y es una gran bendición. Se llama Pedro y el nombre lo decidimos después de la primera ecografía en la que el tipo ya mostró sus genitales".

"Estábamos buscando un hijo y es una gran bendición. Se llama Pedro y el nombre lo decidimos después de la primera ecografía en la que el tipo ya mostró sus genitales. Lo elegimos entre los dos", aseguró el galán, que es padre de Valentino (13), fruto de su matrimonio con la diseñadora de joyas Lorena Bruno; mientras que Luciana es madre de Lorena (8). "Cuando uno se pone a buscar y no llega, es doloroso o te torna más impaciente. Dejamos que fluyera sin presionarnos, porque si pasa el tiempo y la mujer no queda embarazada, aparecen las frustraciones. Llegó y nos pusimos muy felices", confesó, feliz, el actor de Quiero vivir a tu lado.

"Los primeros 2 meses fueron durísimos. Mi mujer tuvo mareos, nauseas, vómitos. Yo cocinaba, lavaba, planchaba y hacía todo porque ella se sentía realmente mal".

"Cuando el de arriba te dice ‘es ahora’, así es y se agradece. Traer un hijo al mundo es lo más lindo que a una persona le puede pasar. La llegada de un bebé es un acto de amor intenso. Estamos muy felices", dijo Gustavo, que además contó que el embarazo de su mujer no fue tan fácil. "Los primeros 2 meses fueron durísimos y mi mujer tuvo todos los síntomas: mareos, nauseas, vómitos. Yo cocinaba, lavaba, planchaba y hacía todo porque ella se sentía realmente mal. A mí no se me cae ni medio anillo y no tengo problema en hacer lo que sea en la casa. Ahora está perfecta y con una panza hermosa", finalizó Gustavo Guillén, en un gran momento.  

TE PUEDE INTERESAR