Fuerte comunicado de un gran grupo de artistas sobre la Ley del Actor: "No representa las necesidades reales de los actores" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Fuerte comunicado de un gran grupo de artistas sobre la Ley del Actor: "No representa las necesidades reales de los actores"

Adrián Suar, Carmen Barbieri, Arturo Puig, Flavia Palmiero, Luciano Castro, Griselda Siciliani, Julio Chávez y muchos más firmaron la carta acerca de la normativa sancionada en octubre de 2015.

Un gran grupo de artistas firmaron un comunicado por la Ley del Actor. Fotos: Web.

Un gran grupo de actores firmaron un comunicado para promover reformas y revisiones sobre la Ley del Actor, sancionada en octubre de 2015.

Prestigiosas figuras del ambiente artístico firmaron la carta, en una extensa lista de nombres que destaca la pluralidad de voces: Adrián Suar, Adriana Aizenberg, Ana Acosta, Andrea del Boca, Andrea Frigerio, Anibal Pachano, Arturo Puig, Bárbara Velez, Belen Gimenez, Beto Cesar, Carlos Belloso, Carmen Barbieri, Cristina Alberó, Dalma Maradona, Denise Dumas, Diego Peretti, Diego Pérez, Divina Gloria, Eduardo Blanco, Elena Roger, Eleonora Wexler, Emilia Mazer, Emiliano Rella, Emilio Disi, Enrique Pinti, Erika Wallner, Fabián Gianola, Fabiana García Lago, Federico D´Elía, Flavia Palmiero, Freddy Villarreal, Gabriel Goity, Gabriela Sari, Gabriela Toscano, Gladys Florimonte, Gonzalo Urtizberea, Griselda Siciliani, Guillermo Francella, Julia Calvo, Julio Chávez, Karen Reichardt, Katja Alemann, Luciano Castro, Lucrecia Blanco, Luis Brandoni, Maite Zumelzu, Marcelo de Bellis, María Rosa Fugazot, Mariana Prommel, Martín “Campi” Campilongo, Martin Seefeld, Mimí Ardú, Nicolás Francella, Nora Carpena, Paola Krum, Pedro Alfonso, Peto Menahem, René Bertrand, Santiago Doria, Selva Aleman, Sergio Surraco , Silvia Kutica y Soledad Silveyra.

En la publicación, felicitan el reconocimiento a favor de la profesión y el acceso a derechos sociales, pero subrayan la precariedad de su alcance al no considerar las características típicas y especiales de la actividad. El reclamo se une a cierto disgusto de parte del gremio que declama una politización excesiva de la Asociación Argentina de Actores, a la que acusan estar abocada más a causas que exceden el nicho práctico de la profesión (como la polémica por la detención de Milagro Sala y la desvinculación de Victor Hugo Morales), que a la lucha intrínseca de la comunidad. 

Casi como un preludio a este reclamo masivo, Antonio Gasalla había deslizado sus dudas sobre la normativa en el piso de Intrusos: "La ley de actores que sancionó CFK alguien la va a tener que rever, lo que pasa es que muchos ni la leyeron", destacó sin titubear. Dichos que ahora encuentran eco en gran parte de la burbuja artística.

Aquí, el texto completo:

En nuestro carácter de actores, actrices y directores, nos manifestamos absolutamente de acuerdo con el reconocimiento a favor de nuestra profesión en carácter de trabajadores con derecho al acceso a sistemas de salud, asignaciones familiares, desempleo, riesgo de trabajo y el derecho indispensable a contar con nuestra jubilación, al igual que otros trabajadores.

De la misma manera, valoraríamos que en todo momento se contemple la particularidad de la prestación de nuestra tarea, por lo que consideramos que la nueva Ley del Actor no representa las reales necesidades de los actores trabajadores argentinos.

Si bien entendemos que la nueva Ley significa un avance a favor de gran parte del colectivo de actores y actrices argentinos, advertimos que puede resultar perjudicial para otros tantos, como así también, configurar situaciones de enorme precariedad respecto a su alcance al no considerar las especiales características que se dan en torno a la actividad artística, en todas sus dimensiones y ramas en las cuales nos desenvolvemos.

Parte de esta preocupación se basa en la inminente disminución de salarios a los que se verán afectados la gran mayoría de los actores-trabajadores a partir de los aportes que establece la Ley y que no consideran un tratamiento especial a raíz de la discontinuidad de la actividad. Asimismo, existe inquietud respecto de cómo afecta la nueva normativa al desarrollo del teatro independiente, ámbito que queda en situación poco clara y, por ende, se abre una potencial contingencia a solventar por pequeñas salas y compañías artísticas que también integramos como actores.

Por todo lo anterior, confiamos en que el Poder Ejecutivo, al momento de reglamentar la Ley, pueda contemplar estas particularidades, toda vez que se necesitará considerar miradas múltiples que atiendan las diversas modalidades que se presentan en torno a las contrataciones del sector artístico. Solicitamos al Poder Ejecutivo dar lugar a nuestras preocupaciones a fin de evitar que la implementación de la Ley perjudique nuestra labor como actores, atente contra el desempeño de colectivos artísticos y creativos y ponga en riesgo el pujante desarrollo de la actividad artística de nuestro país y a toda la comunidad cultural argentina.

TE PUEDE INTERESAR