Francisco, Cande y Mica Tinelli, íntimos: cómo llevan el apellido, el amor y las enseñanzas de su papá - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Francisco, Cande y Mica Tinelli, íntimos: cómo llevan el apellido, el amor y las enseñanzas de su papá

Los hijos de Marcelo Tinelli hablaron con la revista Gente del vínculo entre ellos y cómo se manejan en la vida. Mirá las fotos.

Los hijos de Marcelo Tinelli posaron para la revista Gente (Fotos: revista Gente)

Por primera vez posaron los tres juntos para una revista. En su última edición, la revista Gente tiene en su portada a Micaela (28), Candelaria (26) y Francisco Tinelli (18), los tres hijos mayores de Marcelo Tinelli, quienes hablaron de sus pasados, presentes y futuros, y de cómo llevan por la vida el apellido más famoso de la televisión argentina. 

Compinches y atentos a lo que le pasa a cada uno, los hijos del conductor buscan tener momentos juntos: "Estamos buscando alguna actividad semanal para compartir los tres. Este año tal vez tomemos clases de algún baile, por ejemplo", aseguraron. 

Además, se definieron a la perfección:

Cande: -Mica es la gran protectora...

Candelaria: "Muchos deben creer que ser hijo de un famoso es despertarse con un tipo abanicándote y dos daiquiris... Y no. También la sufrimos. Tal vez yo soy la más castigada. Loquísimo. Me corto el flequillo y es noticia. 'Otra vez la tatuada'. Cuando me tildan de 'rara' me sale la calentona".

Mica: -...con toda la familia. Me sale genuino. Trato de apaciguar si hay pelea. Les estoy encima. Por ahí marco algún límite. Cande es la chistosa, ácida e ingeniosa. Y Fran, el contenedor. Tiene el don de escuchar. Es buen consejero, muy profundo.

Por otro lado, hablaron de los prejuicios que sostienen por ser los hijos del conductor más reconocido del país y contestaron cuál es el mote más pesado que les toca cargar:

Mica: -El de frívolos, o el de mantenidos. Sabemos que, por más independientes que seamos, el mote de "hijo de" es de por vida. Es verdad que muchas puertas pueden abrirse más rápido, pero ahí es cuando debemos demostrar el mérito. Por ahí ser un Tinelli te coloca en la mira. Te exige perfección en todo lo que hagas. Con el tiempo entendés que la popularidad es un juego que hay que aprender a jugar. Por eso es tan reconfortante cuando alguien nos conoce y se da cuenta de que cada uno de nosotros realmente tiene sus proyectos. Y mal no nos va. 

Cande: -Muchos deben creer que ser hijo de un famoso es despertarse con un tipo abanicándote y dos daiquiris... Y no. También la sufrimos. Tal vez yo soy la más castigada. Loquísimo. Me corto el flequillo y es noticia. "Otra vez la tatuada". Cuando me tildan de "rara" me sale la calentona. Es una mirada tan básica... Pero tengo esperanza en la evolución. De mí que digan lo que quieran, estoy segura de qué quiero y qué soy. Ya ni contesto las críticas. Y no porque me haga mal, sino para no engancharme, porque soy "mecha corta", la más fácil de enojar. En fin. Al que critique mi camino, le presto mis zapatos.

En el plano personal, también se refirieron a cómo se manejan cuando los quieren conquistar:

Mica: -Nos ha pasado mucho eso de ser mirados desde lejos, como tanteados, hasta que logran romper la barrera del prejuicio

Francisco: -El apellido cohíbe...

Cande: -Hay miedo. Pero últimamente, a la hora de avanzar -y no lo digo en términos de desigualdad-, la mujer está más hombre, y el hombre más mina. 

Y hasta analizaron cómo son cuando están enamorados:

Micaela: "Sabemos que, por más independientes que seamos, el mote de 'hijo de' es de por vida. Es verdad que muchas puertas pueden abrirse más rápido, pero ahí es cuando debemos demostrar el mérito".

Mica: -Yo, muy compañera. Siempre fui noviera. No entiendo la vida sola...

Francisco: -No me engancho así nomás, pero cuando detecto a "la" chica, puedo obsesionarme (risas).

Cande: -Yo soy la más enamoradiza -por lo que a veces me odio- y bastante intensa en el amor. Cuando amo, entrego al máximo. Pero tendría que aprender a seleccionar mejor (risas). Además, alguna vez le pifié bastante exponiendo una relación antes de tiempo. Hay gente que no se banca que uno sea feliz. Aprendí que cuanto menos muestres, mejor te salen las cosas.

Por último, los jóvenes destacaron las frases de su papá que ya se convirtieron en lecciones eternas:

Francisco: "No me engancho así nomás, pero cuando detecto a 'la' chica, puedo obsesionarme".

Cande: -"No te enrosques en pensamientos. Si lo sentís, ¡hacelo!". Papá me enseñó a ser más segura.

Mica: -"Las críticas, buenas o malas, no son más que ruido. Que nunca influencien tu camino".

Francisco: -"Encontrá en el miedo tu fortaleza. Si algo te atemoriza, enfrentalo cuanto antes". Mi viejo es un sabio, un gran maestro. Irradia una energía que empuja hacia adelante. Es el mejor coach motivacional que puedo tener. 

¡Mirá las fotos de Micaela, Candelaria y Francisco para la revista Gente!

Fotos: revista Gente. 

TE PUEDE INTERESAR