Florencia Peña reveló una reflexiva conversación que mantuvo con su hijo menor: "Me preguntó cuál era el problema de que le guste el rosa" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Florencia Peña reveló una reflexiva conversación que mantuvo con su hijo menor: "Me preguntó cuál era el problema de que le guste el rosa"

La actriz estuvo en la mesa de Mirtha Legrand y contó una charla íntima que tuvo con Juan, su pequeño, y que la dejó pensando: "Me enseña todos los días". 

Espontánea y sin prejuicios, Florencia Peña (42) reveló una conversación a solas que mantuvo con su hijor menor Juan (8) -fruto de su anterior relación con Juan Otero, con quien también tiene a Tomás, de 14- en la que aseguró haber aprendido mucho.

Indagada por Mirtha Legrand en su programa, sobre cómo es la relación que la actriz tiene con sus chicos, la invitada expresó: "Mis hijos son mis hijos. Soy esta mamá y ellos son hijos de esta mamá, entonces no hay nada que ellos me reclamen porque me aman así, nos amamos así y tenemos una relación de mucha libertad. Con mis hijos hablo todo. Tengo dos varones, uno que está por cumplir 9 y el otro que tiene 14, con lo que eso significa... la adolescencia".

"Intento que crezcan en total libertad y acompañarlos en sus decisiones. Obviamente acompañándolos, que ellos sientan que estoy, pero sus decisiones van a ser sus decisiones. Yo, como madre, lo mejor que puedo hacer es acompañarlos a que ellos elijan lo que más felices les haga", agregó. 

"Mi hijo menor elije y me enseña todo el tiempo. A él le gusta el rosa y el me explica a mí, '¿cuál es el problema de que a mí me guste el rosa? ¿Dónde dice que los nenes tienen que ser el celeste?".

Fue en ese momento que Flor -que está embarazada de su tercer hijo con su pareja, Ramiro Ponce de León- se refirió a la charla en cuestión con Juan: "Mi hijo más chico es un personaje atómico. Tiene una libertad que me enseña todos los días. Le gusta usar carteras y le gusta salir a la calle vestido como él quiere. Y cuando le digo, '¿te parece salir con esos colores?', él me contesta, '¿le hago mal a alguien con estos colores?'".

"Pero él elije y me enseña todo el tiempo. A él le gusta el rosa y me explica a mí, '¿cuál es el problema de que a mí me guste el rosa? ¿Dónde dice que los nenes tienen que ser el celeste?. O me dice, 'mamá, me quiero comprar la funda para la tablet de color rosa'. Y yo le digo, '¿no querés un rojo, un violeta?'. Pero me vuelve a decir, '¡No, quiero el rosa!'. Me mira y me dice, '¿Cuál es el problema, mamá?... Me gusta el rosa, ¿hay algún problema con que me guste el rosa?'. Y termino diciéndole, 'no, hijo... no hay ningún problema'. Entonces le compro el rosa y se la banca, se lleva el rosa y se pone pulseras. Y bueno, me enseña mucho", cerró.

¡Y todo color de rosa!

TE PUEDE INTERESAR