Flor Vigna habló de su crisis con Nicolás Occhiato: "No estamos encontrándonos y eso a mí me pega un montón" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Flor Vigna habló de su crisis con Nicolás Occhiato: "No estamos encontrándonos y eso a mí me pega un montón"

La participante de Bailando 2017 abrió su corazón en una entrevista con Por si las Moscas, en la que admitió: "En algún momento fui soberbia".

Flor Vigna habló de su crisis con Nicolás Occhiato: No estamos encontrándonos y eso a mí me pega un montón
Florencia Vigna se confesó en Por si las Moscas

La ola de la fama encontró a Flor Vigna (23) lista para surfearla, y en poco tiempo pasó de ser una participante más de Combate a convertirse en una figura estelar de ShowMatch. En pareja con Nicolás Occhiato (24) desde hace tres años, Flor admitió que el amor que nació en el reality de elnueve atraviesa un momento de crisis.

En una nota con Por si las Moscas y a raíz de sus fuertes enfrentamientos con Moria Casán, la participante de Bailando 2017 se sinceró: "Estamos hace tres años y teníamos una crisis que tiene que ver con que los dos estamos laburando un montón. Yo en este momento tengo cuatro laburos, él está conduciendo en una radio y también está en Fox. Entonces, no estamos encontrándonos y eso a mí me pega un montón. Yo lo amo un montón, pero como que estamos medio mal y todo desembocó en la pelea con Moria".

"Yo lo amo un montón a Nico, pero como que estamos medio mal y todo desembocó en la pelea con Moria".

De todas formas, Flor aseguró que planea formar una familia con Occhiato y reveló que la noche del escándalo con Moria su novio la había acompañado para respaldarla, a pesar de que estaban "distanciados". Por otro lado, atribuyó el asunto al "precio que se paga en un reality".

"En algún momento fui soberbia, me sentía más grande de lo que era. No de cosas buenas, sino de edad".

En otro momento de la entrevista, Florencia también reflexionó respecto de sus cambios de actitud en su tránsito a la popularidad: "En algún momento fui soberbia, me sentía más grande de lo que era. Yo insistía con la fortaleza para afrontar cualquier cosa y la verdad es que en ese punto me siento chica todavía. Me cuesta confrontar y siempre me pega para mal. En mi vida necesito resolver las cosas rápido. Cuando discuto, necesito que se salde en la misma hora".

TE PUEDE INTERESAR