Flor Peña habló de la maternidad a los 43 años, tras el nacimiento de Felipe: "Es como un abuelazgo, yo ya estoy para malcriarlo" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Flor Peña habló de la maternidad a los 43 años, tras el nacimiento de Felipe: "Es como un abuelazgo, yo ya estoy para malcriarlo"

Feliz con la llegada de su tercer hijo, la actriz dio detalles de su nuevo presente junto al bebé y a Ramiro Ponce de León

Flor Peña habló de la maternidad a los 43 años, tras el nacimiento de Felipe: Es como un abuelazgo, yo ya estoy...

Faltando pocos días para que Felipe cumpla su primer mes de vida, Florencia Peña (43) habló del nacimiento de su tercer hijo, esta vez, fruto de su amor con el abogado salteño Ramiro Ponce de León (43). La actriz ya es mamá de Juan y Tomás, de su matrimonio pasado con Mariano Otero

"Estoy enamorada de mi hijo, es un bombón. Pero esta maternidad me agarro más grande ¡y es todo tan distinto! Cumplí 43".

Sin embargo, fiel al humor que la caracteriza, Flor se refirió a cómo transita la maternidad a los 43 años y la comparó con un abuelazgo."Estoy enamorada de mi hijo, es un bombón. Pero esta maternidad me agarro más grande ¡y es todo tan distinto! Cumplí 43. Esto me cambió groso y tuve una regresión a cuestiones que había dejado atrás. Yo fui mamá casi los 28, a los 34 y ahora casi a los 43. Es todo muy distinto, ya pasé por dos chicos, ya están grandes, y uno después de los 40 está en un momento distinto", manifestó Peña en Por si las moscas, relatando con amor su nueva experiencia como mamá. 

"Ramiro es primerizo, pero también es muy relajado. A Felipe lo tenemos todo el día a upa, dormimos juntos en la cama y hacemos todo lo que no hay que hacer. Alguien va a tener que poner los límites".

Luego hizo alusión a la difícil tarea de ponerle límites al bebé antes de que “les tome el tiempo”: "Esta maternidad es como un abuelazgo, yo ya estoy para malcriarlo. ¿El tema es quién va a ser la madre que le ponga los límites? Porque nos agarró grande a los dos. Ramiro es papá primerizo, pero también es muy relajado. A Felipe lo tenemos todo el día a upa, dormimos juntos en la cama y hacemos todo lo que no hay que hacer. Alguien va a tener que poner los límites", contó la actriz, haciendo gala de su humor, pero plasmando su realidad. 

Desacostumbrada a los pañales y a las pocas horas de sueño, agregó: "Ahora dormir no es como antes... Soy como un ente, no estoy pudiendo hacer nada porque me duermo parada... Felipe es muy salteño, muy pachorrón. Si durmiera de noche, sería genial". 

TE PUEDE INTERESAR