La felicidad de Adabel Guerrero, embarazada de tres meses: "¡No paro de llorar! Estoy re ansiosa por sentir mover a mi hija" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La felicidad de Adabel Guerrero, embarazada de tres meses: "¡No paro de llorar! Estoy re ansiosa por sentir mover a mi hija"

Mientras espera la llegada de su primer bebé, la bailarina posó para Ciudad y contó cómo se siente en el momento más especial de su vida.  

Adabel Guerrero, embarazada y súper diosa (Fotos: Musepic).

En cada palabra, Adabel Guerrero (39) transmite esa emoción única que siente alguien que luchó años por un sueño y finalmente lo consigue. Las lágrimas brotan apenas se le recuerda que este domingo festejará su primer Día de la Madre: “Todavía no lo puedo creer”, murmura mientras se recompone.

"Los primeros años que busqué fueron muy angustiantes porque me costó decidir ser mamá y pensé que iba a ser más fácil. Y no quedaba. Empecé a pensar que tal vez la maternidad no era para mí".

Sucede que la historia detrás de ese primer festejo no fue fácil: tras cinco años de intentos fallidos y tratamientos, Adabel espera a su primera hija junto a Martín Lamela (42). A días de enterarse que espera una nena, toca su pancita de tres meses y dos semanas mientras posa para Ciudad, ríe comparando sus fotos sexies con estas dulces postales embarazada y confiesa: “Estoy re sensible, no paro de llorar, ¡no sé qué me pasa!”.

Lo “que le pasa” es un embarazo súper buscado, que hoy vive con felicidad… y muchos malestares, claro: “Me siento bastante mal físicamente, la verdad. Me dijeron que al tercer mes ya te empezabas a sentir mejor. Bueno, ¡a mí me está haciendo el efecto contrario! Me siento cada vez peor (risas). Tengo náuseas, dolor de cabeza, cansancio, un poco de dolor de vientre, fatiga, taquicardia… te puedo enumerar una lista (risas).

- ¿Y anímicamente cómo estás?

- Feliz, plena, me siento emocionada. Estoy empezando una etapa nueva en mi vida, logrando un sueño que es ser mamá y tratando de disfrutarlo lo más que pueda. Ya tenía programada una inseminación para noviembre y se adelantó, vino de forma natural. De hecho, me agarró en un momento de mucho trabajo (protagoniza Sherlock y Bien Argentino en teatro) y a veces se complica con las náuseas… pero bueno, cuando me quiera acordar empieza la etapa más linda: la panza y empezar a sentirlo. Tengo una ansiedad tremenda por sentirla, no veo la hora de sentir mover a mi hija... ¡no paro de llorar! En la última ecografía que me hice, ya se movía y me dijeron que podía llegar a sentirla. Entonces, estoy todas las noches atenta ¡pero no siento nada!

- ¿Qué sentiste cuando te enteraste que esperás a una nena?

- La verdad que yo quería que fuera nena porque Martín tiene tres hijos varones -Juan Cruz (17), Thiago (13) y Valentino (8)-, él quería una bebita y a mí gusta la sensación de poder darle esa nueva experiencia.

- ¿Siempre quisiste ser mamá?

- No. Empezamos a buscar con Martín hace cinco años. Pero hasta ese momento no quería saber nada con ser mamá, estaba bastante negada con un montón de cosas. No sabía si iba a ser buena madre porque yo tuve una infancia muy complicada, hice muchos años de terapia para revertir un montón de patrones de conducta que no estaban buenos y siempre dije ‘para tener un hijo quiero transmitirle cosas buenas’. Uno nunca va a ser perfecto y va a cometer muchos errores pero no tan graves como los que pasamos en la infancia nosotros (N.de R: la mamá de Adabel sufría alcoholismo y murió cuando ella era una adolescente).

- ¿Tenías miedo de repetir lo que viviste en tu infancia?

- Sí, obvio, porque uno tiende a repetir, el ser humano se comporta de esa manera. Entonces, tras mucho tiempo de terapia, muchos cambios y al sentir una seguridad de familia que pensé que no me iba a llegar nunca y vino con nueve años de relación con Martín, decidimos buscar. Yo siento que crecí mucho en este último tiempo. Es una etapa muy especial y me siento muy plena.

- ¿Cuán difíciles fueron estos cinco años de búsqueda? ¿A lo último te había agarrado mucha ansiedad?

- No, fue al revés. Los primeros años que busqué fueron muy angustiantes porque me costó decidir ser mamá y pensé que iba a ser más fácil. Y no quedaba, y no quedaba… Empecé a pensar que tal vez la maternidad no era para mí.

"Martín es muy compañero y por eso no tengo dudas de que ni voy a necesitar niñera porque lo voy a tener al lado mío ayudándome a full".

- Incluso contaste que pensaste que Dios no quería que fueras madre.

- Claro o mismo había gente que me decía que no quedaba porque en el fondo no estaba convencida. Hace poco, hice tres años de psicología en la facultad y cuando hablábamos de psicología evolutiva, que se ve el embarazo y a la mamá, yo no paraba de llorar en la clase. ¡Fue muy difícil porque estaba buscando y no quedaba! Estudiábamos todo el proceso evolutivo de una embarazada, cómo se reconecta con la madre y yo pensaba ‘no, que bajón, si tengo que reconectar con cosas de mi madre no está bueno’ (risas). Al final, me hicieron re bien esos años en la facultad porque aprendí un montón, al igual que con la terapia. Siento que no tuve que hacerlo en el proceso del embarazo, lo hice antes y hoy lo vivo con plenitud, sin rollos. Sólo tengo los miedos normales de cualquier mamá: quiero que esté todo bien, cuidarme para que no pase nada y tener un lindo parto.

- ¿Cuándo empezaste el tratamiento con el especialista Sergio Pasqualini?

- El año pasado, casi hace un año. Empezamos con distintas medicaciones, por ejemplo me bajaron la prolactina, la tiroides, hicimos tratamientos con pastillas para estimular los ovarios y que maduren más, me pusieron unas inyecciones, unos óvulos que me tenía que poner por si quedaba para retenerlo y más cosas. Todo eso fue durante un año y es un proceso tedioso, invasivo y doloroso porque uno tiene mucha ansiedad. Igual a mí me bajó el nivel de ansiedad al ir al médico porque antes de ir, me traían cintas de un cura, agua bendita… Me parece que está bueno poner luz sobre el tema: fui al médico, me hice los análisis y salió que estaba todo bien.

EXCLUSIVO #DíaDeLaMadre #TengoUnaPregunta para Adabel Guerrero, ¡embarazada de tres meses y medio!: ¿cómo te ves como mamá? @adabelguerrero

Una publicación compartida por Ciudad Magazine (@ciudad_magazine) el

- ¿Y por qué sentís que fue ahora y no antes?

- Yo creo que me relajé cuando ya estaba programada la inseminación porque estaba convencida de que quedaba. Después me enteré de que en realidad hay un 30 % probabilidades de quedar, ¡yo pensaba que era un 70 % y era al revés! Ahí me relajé, pensé que no iba a fallar… quizás fue eso. La verdad es que no sabés qué puede ser: destino, casualidad, causalidad…

- ¿Tenés ganas de que sea parto natural?

- Sí, quiero que sea parto natural. Si se llega a complicar, iremos a césarea. Me la voy a bancar, la naturaleza lo hizo así y por algo será.

- Durante todo este tiempo, fuiste comprando ropita de bebé. ¿Por qué?

- Sí, hace años que compro ropa de bebé. Estaba muy emocionada, Martín me hacía caer un poco en la realidad y me decía que no sabía el sexo, ni cuánto iba a pesar o si le iba a entrar. Pero, por otro lado, el psicólogo me explicaba que estaba bueno hacerlo real con ese tipo de cosas: tener la ropita, hablar con tu pareja de qué color pintar la habitación y así hacerlo real aunque sea con la charla.

"No sabía si iba a ser buena madre porque yo tuve una infancia muy complicada, hice muchos años de terapia para revertir un montón de patrones de conducta que no estaban buenos".

- ¿Cómo creés que va a ser este primer Día de la Madre?

- ¡Ay, muy emocionante! Justo tengo que trabajar (risas). Tengo función de Bien Argentino pero me van a mimar. Me quieren mucho y son muy cariñosos en el equipo de trabajo así que creo que va a ser una fiesta. Me lo imagino hermoso.

- ¿Y cómo creés que va a ser Martín como papá de este bebé en camino?

- Martín es muy compañero y por eso no tengo dudas de que ni voy a necesitar niñera porque lo voy a tener al lado mío ayudándome a full.

- ¿Ya te imaginás cómo va a ser tu bebé? ¿Lo visualizás?

- Sí, lo re visualizo. A la noche cuando me agarra insomnio, ¡porque tengo hambre a cualquier hora!, trato de imaginarme su carita. Todavía es un gran misterio. De lo que sí estoy segura es que lo voy a contemplar con todo el amor del mundo y que voy a aprender mucho de él. Vamos a aprender uno del otro porque quiero que seamos muy compañeros. No vamos a ser amigos, porque soy su mamá, pero sí compinches. Voy a dar lo mejor de mí para que sea feliz, que es lo más importante.

Fotos: Musepic.

Videos y edición: Leandro Bevilacqua 

Producción: Aldana Moreno Lusianzoff   IG: @adealdanaok   TW: @aldimoreno

Locación: Home Buenos Aires  Honduras 5860 IG: @homehotelba

Logística: La llave de Alegra Films IG: @lallavedealegra 

Peinó: Ariel Paredes 

Agradecimientos:  Verónica de la Canal IG: @verodelacanal  Belén Díaz para Silvina Roccisano Make up Studio  

TE PUEDE INTERESAR