La desopilante anécdota de Luciano Castro tratando de que su niñera le pierda el miedo al mar: "La agarré de la mano, pero en la segunda ola, ya no estaba. ¡Se le voló la tanga!" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La desopilante anécdota de Luciano Castro tratando de que su niñera le pierda el miedo al mar: "La agarré de la mano, pero en la segunda ola, ya no estaba. ¡Se le voló la tanga!"

El actor contó un divertido episodio playero junto a Momi durante sus vacaciones veraniegas. ¡Mirá!

La desopilante anécdota de Luciano Castro tratando de que su niñera le pierda el miedo al mar

Romina, más conocida como "Momi", la niñera de los hijos de Sabrina Rojas (37) y Luciano Castro (42), dio muestra de su divertida personal en su paso por la pista de Bailando 2016, cuando acompañó a la actriz en un ritmo familiar y reveló intimidades de la famosa pareja. 

"Les cuento que estuve como dos meses en la costa con ellos de vacaciones. Yo le tengo mucho miedo al mar, hasta que un día a Castro se le ocurrió meterme al agua", dijo Momi.

Con la presencia de la carismática morocha aún latente en la memoria de los televidentes, Momi participó a través de un video en la entrevista que Luciano y Sabrina le dieron a Germán Paoloski, en Nunca es tarde, ¡y contó una desopilante anécdota veraniega junto al galán! 

"Hola soy, Romina, la niñera de los Castro Rojas y les cuento que estuve como dos meses en la costa con ellos de vacaciones. Yo le tengo mucho miedo al mar, hasta que un día a Castro se le ocurrió meterme al agua. ¿Y ahí qué pasó?", dijo Momi en el breve tape que pusieron al aire. Y le dio el pie justo al actor para que desarrolle la historia con mucho humor. 

"La agarro a Momi de la mano. Primera ola, la aguanta... Vamos a la segunda ola y cuando salgo de la segunda ola, Momi ya no estaba. Estaba con el culo al aire. Se le voló la tanga", reveló Castro.

"Yo no le hice nada... No puedo entender a la gente que le tiene miedo al mar. Sí entiendo a los que le tienen respeto. Entonces, era el 2 de enero, eran las 2 de la tarde, hacía 47 grados y le digo: 'Gorda, vamos al agua'. Y ella: ‘No, no'. Ese día había una ola muy orillera, muy grande...", empezó Castro su pícaro relato, poniendo en escena la divertida situación playera con su niñera. 

Luego dio detalles de cómo terminó la primera zambullida en el mar junto a Momi: "La agarro a Momi de la mano. Primera ola, la aguanta. Le digo que a la ola la tiene que encarar y pasar de lado. Vamos a la segunda ola y cuando salgo de la segunda ola, Momi ya no estaba. Estaba con el culo al aire. Se le voló la tanga. Estaba debajo del agua intentando ponérsela... Igual, yo sé que Momi me quiere. Y yo también a ella", remató Luciano, con la risa cómplice de su mujer al lado.