La conmovedora confesión de Julio Iglesias sobre su tirante relación con su hijo Enrique: "Es un rebelde con causa porque no he sido un padre apegado" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La conmovedora confesión de Julio Iglesias sobre su tirante relación con su hijo Enrique: "Es un rebelde con causa porque no he sido un padre apegado"

El reconocido cantante dio una profunda entrevista en la habló del vínculo que lo une con uno de sus hijos. Sus declaraciones

La conmovedora confesión de Julio Iglesias sobre su tirante relación con su hijo Enrique

Además de promocionar el último disco de su carrera artística -según él mismo declaró- y de dar detalles sobre su más reciente trabajo, Julio Iglesias abrió su corazón y contó cómo es la relación que mantiene con su hijo Enrique

"Hablar de mi hijo Enrique es muy complicado. La emoción que siento cuando lo veo brillar no tiene comparación con nada. Es tu hijo, tu sangre. Pero no tengo una relación fácil con él. Enrique es muy personal, no admite sugerencias y siempre que hablamos lo hacemos de otras cosas. Que si se compró un avión, que si cuánto le costó. Cosas superficiales que no valen para nada”, declaró Julio en diálogo con la revista española Lecturas.

"Hablar de mi hijo Enrique es muy complicado. La emoción que siento cuando lo veo brillar no tiene comparación con nada. Es tu hijo, tu sangre. Pero no tengo una relación fácil con él".

“Mi hijo me hace llorar muchas veces porque me toca fibras muy importantes. Enrique es un rebelde con causa porque no he sido un padre apegado a mis hijos y no tuve tiempo para estar con ellos. Para mí, un padre es el que lo lleva al colegio y le pide las lecciones. Mi padre fue mi compañero y yo el suyo. Lo es todavía. Era mi inspiración, me hacía dar un paso más cada día. Esa relación no tiene nada que ver con la que yo tengo con Enrique, sobre todo desde que empezó a cantar”, agregó, en una de las notas más profundas que concedió.

"Mi hijo me hace llorar muchas veces porque me toca fibras muy importantes. Enrique es un rebelde con causa porque no he sido un padre apegado a mis hijos y no tuve tiempo para estar con ellos".

Pese a los chispazos que puede haber entre padre e hijo, el artista no escatimó en halagos para su hijo, quien también supo ganarse el cariño del público con su talento para la música: “Es un campeón, cómo no voy a sentir admiración. Admiración se siente desde que nace un hijo, pero luego las relaciones van cambiando. He sido un padre controlador, pero cuando tienen 18 años su independencia crece y más en el caso de Enrique. ¿Si me arrepiento del tiempo perdido con él? ¡La vida compensa tanto! Yo adoro a Enrique pero tengo ocho hijos y nietos, y tengo a la gente. Lo que más me ha compensado en la vida es la gente, el cariño”, concluyó.

TE PUEDE INTERESAR