La cocina del regreso de "Mauricio" a ShowMatch: lo que nadie contó

Luego de varios días de intensa polémica y fuertes cruces, la imitación del Presidente volvió al ciclo de Marcelo Tinelli.

Ángel De Brito

Finalmente, después de diez días de polémica por la imitación de Mauricio Macri en ShowMatch, el personaje volvió al estudio Romina Yan, de la calle Olleros. El mismo día en el que el Presidente y el conductor Marcelo Tinelli se reunieron en la Quinta de Olivos -para destrabar las versiones de un enfrentamiento- se grabaron los envíos del jueves y viernes de Bailando 2016. Durante la grabación en la tarde del miércoles 27, reapareció el personaje en la piel de Fredy Villarreal.

En esta oportunidad, se vio una parodia similar a todas las anteriores, y no esquivó ninguno de los temas que provocaron el escándalo mediático. Fue entonces, que "Mauricio" volvió con las referencias al "ahorro de la energía", a la "alegría",  al "Snapchat", a "un país donde se acabaron los privilegios" y a "los pantalones bajos". Tras una andanada de especulaciones de todos los medios, el personaje volvió para bromear con todos los temas, que algunos suponían que no se tocarían más.

Fredy volvió para bromear con todos las cuestiones, que algunos suponían que no se tocarían más. También se parodiaron las contradicciones de las declaraciones públicas del primer mandatario. No faltaron las referencias a la primera dama Juliana Awada, "La Hechicera", ni tampoco a las cacerolas.

También se parodiaron las contradicciones de las declaraciones públicas del primer mandatario. Allí, Fredy hizo hincapié en "me gusta, no me gusta, me gusta, no me gusta" sobre los chistes realizados en el ciclo. Incluso, en la ronda de los humoristas, reapareció el personaje de la vicepresidenta Gabriela Michetti (a cargo de Fátima Florez), quien bromeó sobre los aumentos en los servicios de agua, luz y gas.

"Para ahorrar energía, cuando uno tiene que abrir la heladera a la noche, hay que pensar qué querés comer antes de abrirla, para ahorrar luz", ironizó Fredy en la parodia al Presidente. También, pidió "que no se pierda energía con las ex, con la suegra o con la timbrada. Por eso, suspendí lo de ir a tocar timbres. Juguemos al ring raje, pero sin tocar el timbre", exigió el Mauricio de ShowMatch. No faltaron las referencias a la primera dama Juliana Awada, "La Hechicera", ni tampoco a las cacerolas.

Las performances del humorista serán observadas constantemente buscando mensajes subliminales. Una vez más, como tantas otras veces, el humor político ocupó el centro de la escena. No es la primera vez, ni tampoco será la última.

Como parte de las medidas sugeridas, “Mauricio” le pidió a los chicos argentinos que, para profundizar el ahorro, no funcionen las calesitas, y los chicos en vez de dar vueltas sobre ellas, corran detrás de las mismas. También el personaje siguió con las costumbres de caricaturizar los problemas de dicción de Macri. "Mira qué bien que digo Snapchat", insistió varias veces. 


Por todo esto, seguramente la polémica continuará por unos días, y las performances del humorista serán observadas constantemente buscando mensajes subliminales. Una vez más, como tantas otras veces, el humor político ocupó el centro de la escena. No es la primera vez, ni tampoco será la última.