Asesinaron a Federico Blanco, ganador del reality show El Bar TV: investigan ajuste de cuentas - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Asesinaron a Federico Blanco, ganador del reality show El Bar TV: investigan ajuste de cuentas

Tenía 37 años y un hijo de 13. Su cuerpo fue hallado sin vida en Villa Itatí, Bernal, apuñalado en el pecho, le confirmaron a Clarín fuentes policiales. En 2001 se había alzado con 100 mil dólares, que luego le quedaron en el corralito.

Izquierda: Federico Blanco hace 3 años, cuando estaba radicado en Bahía Blanca con su local de comida oriental. Derecha: el ganador de El Bar, en 2001.

Tenía 21 años cuando sintió que su vida cambiaba para siempre aquel 8 de junio de 2001. En esa noche de viernes, Federico Blanco ganaba El Bar TV, primer reality show del canal América (con la conducción de Andy Kusnetzoff), y se alzaba con 100 mil pesos, que por esos días eran 100 mil dólares. Pero seis meses después, el corralito convertía al joven oriundo de Bernal Oeste en uno de los miles de ahorristas que vieron cómo se licuaba su plata, mientras las cacerolas comenzaban a sonar por las calles.

Exactamente 16 años después, su cuerpo fue hallado sin vida, apuñalado en el pecho, en las inmediaciones de la Villa Itatí, en Bernal Oeste. La carátula de la causa es homicidio y, según le contaron a Clarín fuentes de la investigación, no hay señales de robo. De hecho, su auto apareció abandonado a 300 metros, en la entrada de uno de los pasillos de la villa de emergencia, y no se descarta la hipótesis de un ajuste de cuentas por tema de drogas, tal como informó la periodista especializada en policiales Liliana Caruso.

En la tarde del sábado se realizó el velatorio en Wilde, al que asistieron familiares y amigos más íntimos de Federico, que tenía 37 años.

Hace dos meses, en Confrontados, ciclo de espectáculos de elnueve, informaron que Blanco (papá de Santiago, de 13 años), había estado internado en medio de una lucha contra su adicción a las drogas, tras lo cual había vuelto a vivir con su madre para intentar completar su recuperación. Y el propio Federico habló con Rodrigo Lussich, conductor del programa: "Estuve internado por sobredosis de medicamentos, que tomo porque hace cuatro años lamentablemente conocí la cocaína. Los últimos 7 años viví en Bahía Blanca, porque me enamoré de una bahiense, con quien generamos unos proyectos muy grandes (N de la R: un delivery de comida oriental), facturaba muy bien, me iba muy bien económicamente, pero decidí tomar un camino incorrecto, el de la droga. Por eso hace un año y medio me tuve que volver a Buenos Aires a rehabilitarme, estuve 9 meses internado. Mi hijo, que vivía conmigo y mi novia en Bahía Blanca, se tuvo que volver con la madre".

"Consumí drogas, estuve en ese mundo, es un mundo muy oscuro, porque sufre mucho la familia, los amigos y sobre todo sufrís vos, porque la primera persona que no se quiere cuando uno se droga, es uno mismo. Pero bueno, yo ya estoy bien", contaba el 6 de abril en un audio de WhatsApp el ganador de la primera edición de El Bar TV, reality de cuya segunda edición surgió Pamela David.

En octubre de 2014, en una nota con Diario Popular, El Pelado -como lo apodaban sus amigos- contaba desde Bahía Blanca cómo había sido su vida tras consagrarse en el reality: "Cuando salí de El Bar estaba decidido a dedicarme a la gastronomía. Encontré laburo en un hotel importante de Buenos Aires y ahí conocí a la que hoy es mi mujer (su pareja bahiense) y comenzamos nuestra historia. Al poco tiempo de salir me surgió una propuesta de laburo en Punta del Este y nos fuimos. La verdad es que era un puesto muy alto para mi edad, de mucha exigencia, tanto que mis pares eran tipos como Francis Malman. Por eso no me fue bien y me terminaron echando". Y también recordaba como esos 100 mil dólares del premio mayor que le daban cierta tranquilidad económica, de la noche a la mañana dejaron de serlo. "A los pocos meses de meter la plata en el banco me agarró el corralito. Fue un bajón, yo venía de clase media, de laburar mucho y era la primera vez que pegaba una guita. Tuve que sacar bonos, adherirme a canjes, un garrón que me llevó años para cobrar. Por suerte pude manejarlo y no me pegó tanto el bajón".

"Ahí empecé con un delivery de comida oriental hasta que decidimos ponerlo en Bahía Blanca. Hoy es además un restaurante que se llama ON WOK y por suerte nos va muy bien. Me traje a vivir a mi hijo Santiago y la verdad es que acá me cambió la cabeza, es muy lindo vivir sin la locura de Buenos Aires", explicaba Federico Blanco hace dos años y medio, cuando su adicción a las drogas ya comenzaba a destrozar su vida. Intentó salir. Pero parece que no lo dejaron.

TE PUEDE INTERESAR