El año en el que Pampita dejó de ser la chica de portada y se convirtió en una mujer real - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El año en el que Pampita dejó de ser la chica de portada y se convirtió en una mujer real

2016 quedará como el año en el que la modelo mostró sus facetas menos conocidas y salió ganadora. ¿El premio? El segundo trampolín de su carrera.

El año en el que Pampita dejó de ser la chica de portada y se convirtió en una mujer real. Foto: Web

Como nunca antes desde su irrupción en los medios, Pampita (38) acumuló largas horas de televisión, cientos de páginas de revistas y Google la ubicó en el tercer lugar de los personajes más buscados de 2016 por los argentinos, solo detrás de Donald Trump y Luisana Lopilato. Desde Ciudad.com, la reconocimos en nuestros premios a Los más clickeados 2016, que recibió en una entrevista exclusiva en #Unatardecon, el ciclo de Ciudad.com en Facebook Live. Entre tanto empujón, codiciado como nunca antes, el año que se termina será recordado también como aquel en el que "la chica de portada" se materializó para caminar junto al resto.

"Esta Pampita versión 2016 sabe que conquista todo con una sonrisa, con un gesto que desarticula a todos o una frase filosa como un látigo. Con caracter".

"Hollywood siempre quiso que fuese hermosa, pero yo luché por ser real", afirmó la diva del cine Bette Davis. Y como ya marcaba la oscarizada actriz en los años 50, hay un casillero listo (¿tal vez dos?) para encerrar a cada una de sus figuras. Así como Susana será por siempre "sensual" y "espontánea", Mirtha es "implacable" y "glamorosa". Carolina Ardohain, por caso, siempre fue la chica "sexy" y la mujer "cálida". ¿Queríamos que fuera más? Okey...

ShowMatch, los momentos turbulentos que atravesó con su expareja Benjamín Vicuña a fines de 2015, su "renacimiento" amoroso de la mano de Pico Mónaco, sumados a la tragedia que vivió en 2012 con la muerte de su hija Blanca, forjaron a esta Pampita versión 2016. La que sabe que conquista todo con una sonrisa, con un gesto que desarticula a todos o una frase filosa como un látigo. Con caracter. Caracter que demuestra que ella no es otra chica de tapa, que nunca deseó serlo. 

Si en los cuentos de princesas es un hada o un príncipe los que consiguen darle un futuro feliz a una muchacha simple con sueños grandes, en el showbusiness vernáculo ese rol lo ocupa un productor de TV o un mánager. En la historia de Pampita fue Pancho Dotto quien vio aquello único que tenía esa chica oriunda de General Acha, que trabajaba como vendedora de un local de ropa. "Cuando la vi intuí esa cosa sexy que transpira, esa armonía y esa belleza me partieron la cabeza y me di cuenta de que ella podía llevarse el mundo por delante, era un volcán en erupción. Le metí muchas fichas a Pampita a pesar de que algunos la veían bajita y decían quién es, ¡esta chica no llega a ningún lado! Pero yo sabía. Para mí no era difícil verlo y te digo… Si yo no hubiese descubierto a Pampita, no la habría descubierto nadie", contó el representante de modelos con orgullo y también con despecho en una entrevista de 2011 para el diario El Mercurio de Chile. ¿Una obra jamás dice "no"? ¿No da portazos? ¿No estalla? ¿No toma las riendas de sus pasos?

"El cara a cara entre Pampita y Nicole Neumann en ShowMatch demostró que volvían a verse no como las figuras que son, sino como dos chicas con las heridas que los años habían mal cicatrizado".

El cara a cara entre la jurado de Bailando 2016 y su archi enemiga histórica Nicole Neumann, uno de los momentos que perdurará dentro de nuestra cultura pop youtuber, demostró cómo mientras sacaban a relucir viejos rencores, las desavenencias de sus inicios y los desplantes que se daban, el trasfondo era otro: el de dos chicas que volvían a verse con las heridas que los años habían mal cicatrizado y se convertían otra vez, por un momento, en la "recién llegada", la advenediza dispuesta a llegar a la cima y "la consagrada", la amada por todos, pero poblada de inseguridades. En aquella discusión sacaron al sol quienes ellas habían sido. Se expusieron. Nadie hubiera creído que los cruces en la pista de Marcelo Tinelli podían tener una acción terapéutica, pero hoy las modelos dan móviles (casi) juntas, se prometen compartir una cena con sus parejas  y no descartan convertirse en amigas. Aristas de la personalidad de Pampita que salieron bajo la luz del aire televisivo y que complejizaron al personaje que forjó Ana Carolina.

Esto permite una analogía internacional. Según contó el director Lars Von Trier, eligió a la cantante Björk como protagonista de su aclamada película Bailarina en la oscuridad, debut y despedida de la actuación para la islandesa, al ver en las noticias la reacción que tuvo ella cuando un fotógrafo quiso tomarle fotos a su hijo sin autorización y terminó atacando al paparazzi. Aquella reacción, la defensa de una madre por sus hijos, hizo que el laureado director encuentre a la actriz perfecta para el papel de la trágica vida y lucha de una obrera, un personaje casi bíblico, que convirtió a su film en uno de los más aclamados y premiados de 2000. Aquella demostración de carácter de la pacífica Björk fue una prueba que, tras su tímida apariencia, había una mujer que el gran público desconocía y que solo en contadas ocasiones podía emerger.

Hoy Pampita vive un nuevo trampolín en su carrera y su imagen parece más consolidada que nunca. Sus posibilidades se ampliaron y, según contó, a sus muchas ofertas de la televisión y la publicidad se sumaron otras más para debutar en cine. Nuevos caminos que se ven en el horizonte de una mujer que, en el año que termina consiguió derribar obstáculos, barrer con prejuicios y, de una vez por todas, dejar de ser simplemente hermosa para ser real. 

TE PUEDE INTERESAR