Pasar al contenido principal

Murió Blanca, la hija de Pampita y Benjamín Vicuña

La pequeña, de 6 años, se encontraba internada en grave estado desde hace una semana. Durante la madrugada, sufrió una hemorragia cerebral, que complicó su cuadro.

Por Mariel Fuentes

La peor noticia, fatal y estremecedora. Murió Blanca Vicuña, la hija mayor de Carolina “Pampita” Ardohain y Benjamín Vicuña

De apenas 6 años, la chiquita se encontraba internada en la Unidad de Tratamientos Intensivos (UTI) de la Clínica Las Condes, en Santiago de Chile. Pero durante la madrugada del sábado, afectada por dos bacterias que le provocaron una septicemia generalizada, y luego de sufrir un derrame cerebral, debió ser intervenida quirúrgicamente. Nada logró impedir este incomprensible final.

En la noche del jueves 6, la modelo había hecho público el pedido urgente de donantes plaquetas para su niña y el viernes por la mañana ya se había completado (y superado ampliamente) el número requerido: más de 30 personas se presentaron voluntariamente. Sin embargo, en la últimas horas, el silencio y el hermetismo casi total (los padres tampoco volvieron a hacer uso de la red social) acrecentaron la alarma.

La muerte de Blanquita generó un solidario, masivo y conmovedor apoyo popular, tanto de famosos como del pueblo chileno y argentino, en general, hacia los padres y la familia de la pequeña.

Nada más que decir. Silencio, lágrimas y nuestro más profundo respeto.