Pasar al contenido principal

MENSAJES EN LA MADRUGADA

La broma de un televidente a Gonzalo Bonadeo en plena transmisión de Londres 2012

Con buena onda, el periodista leyó mensajes de sus seguidores en Twitter... ¡y cayó en un ya famoso chiste! Mirá el video.

PLAY ME

Fueron 17 días de transmisión ininterrumpida desde Londres 2012. Más de 400 horas de aire. Y en medio de semejante cobertura sin precedentes de TyC Sports, podía pasar. Y pasó.

Bonadeo leyó un mensaje que decía: "Saludos de los pibes de Devoto: El Micho, Tito, Negro, Gordo y Cabezón". Advertido de la broma por Twitter, respondió: "Lamento que algo que hago de onda sirva para que alguno te bardée".

Durante sus jornadas ómnibus desde el IBC (el Centro de Emisión Internacional de los Juegos Olímpicos), Gonzalo Bonadeo amenizaba las madrugadas argentinas con diversas disciplinas que se desarrollaban en la mañana londinense. Y en medio de competencias de tiro, badminton, canotaje, vóley y BMX, con buena onda el periodista leía los mensajes de los televidentes, que eran muchos. De hecho, TyC Sports lideró el rating durante el megaevento deportivo.

Varios de ellos llegaban a su cuenta de Twitter, @gonbonadeo1963. Y Gonzalo intentaba ser amable con todos y mencionarlos al aire... sin advertir que entre tanto tweet, se coló uno de un televidente que se quiso pasar de listo y le envió un conocido chiste verde oculto en un simple mensaje de saludos.

La broma fue en el amanecer del domingo 12 de agosto, el último día de los Juegos Olímpicos. A minutos de la definición de la medalla de bronce en básquet entre Argentina y Rusia (perdimos 81-77), Bonadeo agradeció varios tweets mientras se veían imágenes de Italia-Bulgaria en vóley. Y llegó el chiste: "@romanojoaquin: saludos de los pibes de Devoto. El Micho, Tito, Negro, Gordo y Cabezón", leyó al aire, sin percatarse de que la unión de esos supuestos "amigos" formaba un mensaje oculto.

Instantáneamente y pese a la hora (6.45am), varios seguidores de Gonzalo le advirtieron la broma en la que había caido. "Buenísimaaa. La verdad, difícil no caer cuando encima de laburar como un burro, te dedicás a leer bocha de mensajes que mandan", contestó primero el periodista. Luego, más serio, agregó: "Espero que no sean los mismos nabos que, cuando no leés nada, se quejan de que sos amargo. Ser inteligente es no imaginar que alguien pierda el tiempo con semejante boludez". Y remató: "Lamento que algo que hago de onda sirva para que alguno te bardée".

La broma es la misma que ya habían padecido Nora Perlé (en radio) y Germán Paoloski (en el noticiero de Telefe). Una