Pasar al contenido principal

Zaira Nara: declaraciones polémicas y un nuevo round contra Sofía Zámolo

En una entrevista con la revista Luz, la conductora de Tendencia habló sobre su rivalidad con la modelo y sobre sus romances. "Nunca apreté a nadie para que se casara conmigo", lanzó.

A los 23 años, Zaira Nara vive sola en Cañitas, estuvo a punto de casarse con Diego Forlán, tuvo un romance con Pico Mónaco (tras la ruptura sentenció en Twitter: “el deporte no es lo mío”), y está pasando su mejor momento laboral, con el  modelaje y la conducción.

Zaira explotó su faceta como conductora en La Cocina del Show. Luego, su lugar lo ocupó Sofía Zámolo, quien se fue de viaje por un tiempo y fue suplantada por Zaira. “No es que no me cae bien. Lo que pasa es que, obviamente, supongo que ella habrá querido recuperar su lugar y yo ya estaba hace siete meses en La Cocina…", declaró Zámolo en el show de Jey Mammon sobre la rivalidad que produjo el reemplazo.

"Cuando Sofía intentó recuperar el espacio que había dejado en La Cocina del Show no se lo permitieron porque estaban contentos conmigo".

Ahora, la morocha de las hermanas Nara salió al cruce: “Yo llegué ahí y me mantuve por decisión del productor. Ella no estaba satisfecha con lo que hacía y a mí me parecía maravilloso estar en ese lugar. Cuando intentó recuperar el espacio que había dejado no se lo permitieron porque estaban contentos conmigo”, declaró Zaira en una entrevista de la revista Luz.

“Cuando el zapato queda grande, por más que te lo hayan regalado se nota que no es para vos”, había escrito  la conductora de Tendencia en Twitter. Consultada sobre si estaba dirigido hacia Zámolo, prefirió parafrasear a Karina Jelinek: “Lo dejo a tu criterio, como dice Karina Olga”.

“Nunca apreté a nadie para que se casara conmigo".

Otro de los temas que tocó la modelo fue la etiqueta de la novia abandonada que surgió después de su separación de Forlán. En este aspecto, Zaira fue contundente. “Nunca apreté a nadie para que se casara conmigo. Imaginate que si alguien estuvo más apurado en su momento fue Diego, porque él tenía 33 y yo 21”, afirmó. Sobre la relación con Mónaco aclaró que nunca habían hablado de matrimonio.

Además de las rivalidades y los desamores, Zaira habló sobre su vida cotidiana. A saber: gasta 150 pesos por semana para hacerle brushing a la perra, come mucho en restaurants, colecciona mates, y su femeneidad llega a tanto que lo máximo que pueden ver sus parejas sobre su cuidado corporal es cómo se pinta las uñas. “Soy de las mujeres que no van al baño”, bromeó la bella modelo.