Pasar al contenido principal

UN PASADO TREMENDO

La dura historia de vida de Mariano de la Canal: golpes, alcohol y abuso

El ex participante de Bailando 2012 se sacó el traje de Fan de Wanda y se confesó como nunca con la revista Pronto y reveló detalles de un pasado dominado por la tristeza. 

Por Florencia Maccione
Miércoles 01 de Agosto de 2012

Sin dudas, y a pesar de no haber ganado el reality, Mariano De la Canal fue el protagonista de Soñando por bailar 2: su llanto exagerado, el fanatismo por Wanda Nara y sus imitaciones divirtieron al público, que se encariñó con el joven de 26 años.

Su histrionismo lo llevó a participar de Bailando 2012 y ya afuera del certamen, Mariano le brindó una entrevista íntima a la revista Pronto, donde reveló detalles de su dura historia de vida: “Un día mi papá se fue de casa para no volver, y nos vinimos abajo (…) Fue muy fuerte, y el problema se desató cuando él le empezó a pegar a mi mamá. Era muy violento, y si tomaba alcohol mucho peor”.

"Mi papá comenzó a tomar, era alcohólico, la ató a mi mamá en una silla, la desnudó delante de mí y de mi hermana, y le pegó".

De la Canal contó uno de los episodios más violentos que debió presenciar en su familia: “Mi papá comenzó a tomar, era alcohólico, la ató a mi mamá en una silla, la desnudó delante de mí y de mi hermana, y le pegó. Después se fue, y volvió a eso de las seis de la mañana en un estado deplorable. Mi mamá seguía atad, y en su desesperación por escapar lo único que pudo hacer fue levantarse y atada en la silla se tiró del primer piso”.

Mariano  afirmó en la entrevista que no quiere tener ningún contacto con su padre pero que lo ve bastante seguido porque vive en frente de su hogar, en San Fernando. Pero su infancia le deparaba, lamentablemente, otro golpe más.

"Cuando mi papá se fue de casa, vino un primo materno a vivir con nosotros. Yo tenía apenas siete años, era un niño, y él abusó de mí".

Cuando el periodista le preguntó por su despertar sexual, De la Canal contó otra experiencia traumática: “Cuando mi papá se fue de casa, vino un primo materno a vivir con nosotros. Tenía 20 años, vino a estudiar a Buenos Aires, y se instaló en nuestra casa. Dormía en el comedor, en un sofá cama, y una noche me dijo que me acostara con él a mirar un programa de bloopers, que se emitía a la medianoche. Yo tenía apenas siete años, era un niño, y él abusó de mí”.

Ahora, Mariano quiere dejar su pasado atrás y mira con esperanza hacia el futuro. Eso sí, todavía no encontró una persona para que lo acompañe en su camino a la fama: “Estoy abierto al amor, ya sea de un hombre o de una mujer. Me interesa la cabeza de la persona, no lo que tenga entre las piernas. Igual, me genera intriga porque sólo tuve relaciones con mi ex novia, pero con un varón todavía no me acosté. Me da curiosidad, quiero ver qué onda, pero que sea despacio y a su tiempo", confió en su entrevista más íntima.