Pasar al contenido principal

Bailando 2012: Moria Casán contó detalles del escándalo por las joyas desaparecidas

La diva se presentó en ShowMatch y relató hecho por hecho lo sucedido con la gargantilla y los aros desaparecidos en Paraguay. Mirá el video.

PLAY ME
Por Nadia_Barreiro

Después de un fin de semana caótico por la desaparición de las joyas en un evento en Paraguay, Moria Casán se presentó en ShowMatch y contó detalles de los hechos que la involucraron en la apropiación ilegal del collar y el par de aros usados en un desfile.

Casán contó que la noche anterior al evento, el dueño de la joyería y su mujer habían estado en un restaurant de un allegado, en donde le habían probado esas joyas. "Yo no sabía el valor, a mí me dio lo mismo que una bijoutery. Estaba en cartón muy berreta lo que me hizo un ruidito. Y me hizo un ruidito también que me sacaran la foto con el collar puesto”.

"Las joyas estaban en cartón muy berreta, lo que me hizo un ruidito. Además un zafiro no te causa alergia".

Después de eso, relató qué había sucedido después del show. “Después del desfile, lo primero que hago es sacarme los aros y el collar. Había mucha gente en el camarín y viene este señor con la señora que empiezan a sacarme fotos sin las joyas. Al ratito me dice: ‘¿y las joyas?’, a lo que respondí que estaban ahí, adelante mío guardadas… y me dice: ‘no están’”.

Frente a esta respuesta, la diva contó que tanto ella como su asistente Galo dijeron que se las acaban de sacar y que pidieron que llamara a un seguridad. "El hombre se fue, pero volvió solo y buscó a su mujer, que aún estaba en el camarín sacando fotos. Yo esperaba que vuelva con un guardia y no fue así".

"Frente a la desaparición, el hombre se fue del camarín y volvió a buscar a su mujer. Yo esperaba que traiga a un guardia y no lo hizo".

Sobre la estadía en la comisaría, la jurado contó: “Yo estuve en un lugar calentito. Era una oficina. No dormí en la celda ni compartí con otros presos. Dormí en un sofá cómodo. Llamó todo el mundo y venían fans a darme apoyo”.

La diva también relató ciertos detalles que le habían llamado la atención, como que no le revisaran las maletas cuando bajó del avión y que el dueño de las joyas no haya llamado a seguridad para que revisen a todos los presentes en el camarín.

Sobre la sospecha de que no hayan sido joyas tan valiosas, Moria declaró: “Yo estuve toda brotada, un zafiro no te produce una alergia”. Y agregó que el dueño de las joyas está involucrado en otras causas judiciales.