Isabel Macedo cuenta una íntima anécdota: el anillo que le cambió la vida - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Isabel Macedo cuenta una íntima anécdota: el anillo que le cambió la vida

La actriz de Graduados reveló una experiencia que modificó su forma de ser, hace más de 20 años. No te pierdas el detallado relato del momento, en esta nota.

Isabel Macedo brilla en Graduados. (Foto: Web)

A sus 36 años, Isabel Macedo cumple un doble y exitoso papel en Graduados, la ficción de Telefe que, noche a noche, lidera el rating de la televisión.

Allí es Patricia Longo y también es (en los sucesivos flash forwards a los ochenta) Jimena Benítez: una misma persona, dos personajes, un cuerpo y una antítesis física.

En Clarín Espectáculos, la actriz participó de la sección El confesionario, en la que compartió una anécdota con un anillo. Sí, un momento de su vida que, según sus propias palabras, fue inolvidable.

Isabel y su anillo comparten hace más de 20 años su cotidianeidad y ella explica cómo se dio esa significativa relación: “Cada vez que lo veo le digo ‘Vos me hiciste parte de quién soy’ . Hoy, gracias a eso, sé valorar. Esa situación me modificó mucho. No fue un castigo, fue una elección”.

“Cambié mucho a partir de ese día”, añade y ahora sí, por fin, cuenta la anécdota: “Un día, cuando yo tenía 15 años, mi papá estaba leyendo el resumen de su tarjeta de crédito y de pronto me preguntó: ‘¿Quién te compró este anillo?’. Con mi mejor cara de simpática le contesté ‘Vos, papi’ . Sin levantar la voz, me dijo: ‘Si yo te hubiera comprado uno a vos, tendrían uno igual tu mamá y tu hermana. ¿Las ves acaso con algo parecido? Bueno, fijate cómo vas a hacer para encontrar el bache y trabajar y me lo vas pagando de a poco’", rememora Macedo.

Y continúa: "‘Pero no puedo, voy a la escuela, a la parroquia...’ . Siguió: ‘No hay apuro. Sé que vas a encontrar la manera’ . No me olvido más de eso. Así que empecé a laburar de modelo, haciendo fotos para revistas de belleza. Hasta que junté la plata y le devolví peso a peso. Estoy muy agradecida. Ese día me cayó la ficha de que los padres te pueden hacer un ser genial y consciente o cagarte la vida. Y también supe que no se puede gastar diez si tenés cuatro. Fue una gran enseñanza de mi papá, lo amo”.

Una íntima anécdota que pinta de cuerpo entero a Isabel Macedo, quien hoy brilla en Graduados.

TE PUEDE INTERESAR