Perdidos en la tribu: rebeldía de las hermanas Villoslada e histeria en la familia Funes - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Perdidos en la tribu: rebeldía de las hermanas Villoslada e histeria en la familia Funes

Las chicas siguen con problemas de convivencia, y la astróloga Nancy protagonizó un gracioso episodio ¡e invocó al zodíaco! Mirá el video.

En Perdidos en la tribu sigue el recurrente tema de la rebeldía adolescente en manos de las hermanas Brenda y Nayla Villoslada, que no paran de encapricharse por las cosas que deben hacer guiadas por la tribu.

En esta ocasión, los integrantes Hamer las mandaron a buscar agua en recipientes que deben ubicarse en la cabeza para trasladarlos y, como no podía ser de otro modo, la complicada tarea provocó un verdadero drama en la convivencia.

“Es mucho, me lo está llenando. Es mucho esto”, lanzó Nayla con tono de preocupación. Una vez que lograron ubicar los baldes en sus cabezas, comenzó la caminata hacia sus refugios. Con caras fruncidas por el esfuerzo, las chicas intentaron hacerlo (intentaron), pero a Nayla se le complicó y se angustió (y sí, a veces los adolescentes se angustian por causas insólitas, o banales).

Como suele suceder, la inutilidad de los argentinos provocó el enojo en los nativos. ”Brenda lo hizo bien, vos te quejás. Eso está mal”, le dijo un integrante de la tribu a la hermana, y ella replicó en cámara: “Nos desentendemos con el idioma y cuando me retan que por ahí están como acelerados y no logro entender muchas cosas. En ese momento me sentía mal con la situación en sí y con el dolor que tenía. Estaba triste”.

Lo curioso del ciclo es que en estos casos, los integrantes de las tribus son representados como personas que se enojan frente a las dificultades de los visitantes, con ciertos matices de agresividad y poca tolerancia en las relaciones con ellos.

Más allá de estas situaciones que se repiten en la familia Villoslada, la madre de la familia Funes, que es astróloga, protagonizó un momento muuuy gracioso cuando se estancó en el barro y lanzó un par de insultos y frases para el recuerdo. “¡Aaaaaaaaaaaaah! Es un karma de vidas pasadas, ¡no puede ser! ¿cuál es? ¿cuál es?“, se preguntó desconcertadísima y luego agregó: “La quiero ver a una Mentawai en un shopping caminando o si la dejo en Palermo a ver qué es lo que hace”. ¿Era necesaria la comparación?

Por último, y por si quedaban dudas sobre su espiritualidad, agregó: “Yo tengo la luna en Géminis y tengo que saber para qué, cómo, dónde se hacen las cosas. Si sé eso, está todo bien.” ¿Les habrá quedado claro a los integrantes de la tribu?

¡Mirá el video!

TE PUEDE INTERESAR