Actuación con varios “deslices” en Soñando por cantar - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Actuación con varios “deslices” en Soñando por cantar

En la última gala del programa, una participante tuvo algunos problemas de afinación y recibió una particular respuesta de su novio cuando expresó sus ganas de casarse. ¿Qué le dijo? ¡Mirá el video!

Entre tantos fabulosos cantantes e historias conmovedoras, apareció una participante diferente en Soñando por cantar, que se destacó por su frescura, aunque no tanto por su interpretación de los temas. Se trata de Karen Massera, una joven de 21 años que se mostró muy relajada y canchera en el escenario.   

La actuación de ella se puede dividir en tres etapas. Primero cantó Bello abril, de Fito Páez. Como no pudo lucir bien su caudal de voz, Alejandro Lerner le pidió que eligiera otra canción. Pero la chica no hizo la mejor elección y protagonizó una perlita cuando la traicionó un agudo en el medio del tema, paró de cantar y lanzó con humor: “Perdón me salió el gallo Claudio. Vino Claudio y… ”.

Entonces, con perdón de “Claudio”, de toda la platea y, sobre todo del jurado, Karen tuvo una tercera oportunidad y entonó Desarma y sangra, de Charly García. Pero esta vez la tercera no fue la vencida y Lerner se encargó de decirle en qué había fallado. “Creo que lo cantas como un poco liviano, como si irías al almacén. Además tengo que decirte que te tengo que comparar con otros participantes, y te tengo que poner en otro nivel de exigencia. Si querés participar de un Soñando por cantar hay que apretar las cuerdas”.

Si hasta ahí la cantante venía teniendo algunos altercados, la etapa que siguió no hizo más que embarrar la cancha, porque Mariano Iúdica la incentivó para que expresara sus ganas de casarse, y ella recibió una particular respuesta de su novio.

Yo me quiero casar ya, ahora ya, acá”, afirmó. Acto seguido, las cámaras apuntaron a su pretendiente, pero la respuesta desilusionó. “Hay que esperar un poquito...”, respondió él con humor. Luego de eso, Karen se despidió con un simple "chau" y, claro, con la misma frescura y simpatía con la que había llegado. De dramas, ¡nada!

¡Mirá el video!

TE PUEDE INTERESAR