Pasar al contenido principal

¡SIN FILTRO!

Escandalosa pelea con insultos entre María Fernanda Callejón y Evelyn von Brocke

La actriz y la panelista tuvieron un tremendo cruce en el aire del programa de Viviana Canosa. La disputa terminó con la ex vedette yéndose del piso a los gritos, luego de fuertes frases de ambos lados. ¡Mirá el video!

PLAY ME

Arrancó con un "mi amor" irónico. Terminó con insultos a los gritos. En el medio, María Fernanda Callejón y Evelyn von Brocke protagonizaron un verdadero escándalo en el aire del programa de Viviana Canosa, que culminó con la actriz abandonando el piso indignada y con el dedo índice apuntando a la panelista.

Callejón estaba invitada a Más Viviana, y cuando le preguntaron por su polémica desvinculación de la obra de Ricardo Fort, ella quiso dejar en claro que no le interesaba el tema ni la vida de su ex jefe. "Estás hablando de alguien que te dio trabajo", la picanteó Evelyn. "¿Sabés a quién le agradezco todos los días? A Dios, por estar viva. Y segundo, le agradezco a mi familia. Soy una mujer muy agradecida del trabajo, pero me tiene sin cuidado lo que piensen sobre si soy agradecida o no", le contestó María Fernanda.

"No le quiero hacer reverencia a nadie, mi amor", continuó la actriz. "No me digas 'mi amor' porque no me gusta", replicó Von Brocke. "Es una manera de decir, no te hagas la histérica, mi amor. Que te atienda un poquito (Fabián) Doman", fue al hueso Callejón, en referencia al marido de la periodista, el ex periodista de C5N. "¿Diego Toni, me autorizás a contestar o me callo la boca?", le preguntó entonces Evelyn al productor general del programa de Canosa. El clima se ponía tenso...

Un minuto después, la panelista se tomó revancha y le dijo: "Indudablemente no te duran ni los jefes ni las parejas, algo pasa...", le lanzó en la cara. "¿Te pasa algo, mamita?", la apuró la ex vedette. "No me pasa nada, después de lo que acabás de hacer, al meterte así en mi vida...", insistió quien también integra el panel de Bendita. Y ahí, ya sí, llegó la hecatombe, la debacle total.

Callejón: -¡Vos te metés demasiado en mi vida!

Evelyn: -Bajá el tono de voz...

Callejón: -¡Bajá el tono de voz las pelotas! ¡Bajá vos el tono conmigo! Porque te venís rascando las manos desde que entré, y a mí no me vas a desprestigiar ni vos ni nadie. Y no me levanto por respeto a Viviana. Con vos no hablo más. Me tienen las pelotas llenas los periodistas como vos. ¡Y que lo levanten en todos los programas!

Evelyn: -Eso es lo que querés, que lo levanten en todos los programas.

Callejón: -Hacé preguntas concretas e inteligentes, no seas incisiva al pedo.

Evelyn: -Estás ofendiendo a la conductora, porque una tarada acá sentada no soy...

Callejón: -A la conductora no estoy ofendiendo. ¡Vos no me ofendas a mí! Y no me faltes el respeto. Y si querés formular una pregunta, hacelo con respeto.

Evelyn: -No menciones a Doman, que no tiene nada que ver en esto.

Callejón: -Yo menciono a quien quiera. Es tu marido. Vos no podés decir de mi vida que yo no tengo ni jefes ni maridos. ¿De qué hablás? ¿Te paga Fort? ¿Te da un sobre? Lavate la boca antes de hablar de mí...

Evelyn: -La tengo bien limpia, no como otras que se arrastran por los pasillos para conseguir trabajo.

Callejón: -¿Eh? ¿Vos estás hablando de mí?

Evelyn: -Sí, por supuesto.

Callejón: -Bueno, te comés un juicio. ¡Ya te estás comiendo un juicio!

Evelyn: -Sí, claro...

Callejón: -Perdoname, Vivi, pero me voy.

En ese momento, María Fernanda se levantó de la silla, y mientras dejaba el piso, gritó: "¡Pelot..., que te tenés que meter en mi vida!". Canosa se quedó perpleja, mientras la cámara enfocaba a Callejón yéndose al trote. "Se va corriendo...", cerró Evelyn von Brocke. Un escándalo de esos que pasarán a formar parte habitual de los programas de archivos. Otro más...