El drama de "El Negro de Zaire": "Me pasé los últimos 5 meses deprimido y encerrado" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El drama de "El Negro de Zaire": "Me pasé los últimos 5 meses deprimido y encerrado"

A sus 43 años, Makiala Izaeima, tal su nombre, fue encontrado por la revista Paparazzi en una pensión de Montevideo: está desempleado y podría quedar en la calle. "No quiero ser famoso, solamente quiero trabajar", reclama. Aquí, su testimonio.

El Negro de Zaire, Makiala Izaeima, en Montevideo. (Foto: revista Paparazzi)

El Negro de Zaire logró convertirse, allá por 2010, en uno de los personajes más pintorescos de ShowMatch. A fuerza de sus gritos "tribuneros" y su casi inentendible castellano, captó la atención de miles de televidentes.

"¿Cómo sobrevivo? No me importa comer, mientras tenga agua ya es suficiente", confía, desesperado.

Por estos días, la realidad de Makiala Izaeima es otra, según detalla una extensa nota de la revista Paparazzi en la que se lo puede ver (y leer) desesperado. El congoleño vive en una pensión de Montevideo, Uruguay, por la que paga 250 dólares y en la que sólo puede quedarse hasta el 8 de febrero. Luego, quedará en la calle.

Después del brutal éxito de su "personaje" en el programa de Marcelo Tinelli, ahora Makiala está enojado con su presente y busca respuesta en el conductor: "Me decepcionó, en Ideas del Sur me sentí discriminado. El programa de Tinelli es una cruz en mi vida, me pasé los últimos cinco meses encerrado en mi casa, sin salir, muy deprimido. La gente me paraba en la calle, me trataban como a un famoso, y yo no tenía ni para comer".

El corpulento hombre que se hizo conocido por su personaje de "El Negro de Zaire" y su repetida frase "Buenas noches señor Marcelo", cuenta su dramático presente: "Estoy desesperado, no sé que voy a hacer con mi vida, voy a terminar en la calle. ¿Cómo sobrevivo? No me importa comer, mientras tenga agua ya es suficiente. A mí no me importa ser famoso, solamente quiero trabajar".

Makiala Izaeima vino a Argentina en 1985 junto a su padre, diplomático de la República Democrática del Congo. En nuestro país, hizo bolos en Brigada Cola, Chiquititas, Sin Condena y VideoMatch. Probó suerte en Estados Unidos, pero decidió volver. Aquí fue una víctima más de la crisis del 2001, manejó un remise y finalmente logró el reconocimiento cuando Tinelli le dio un lugar preponderante en su show. Ahora, pide ayuda para seguir adelante.

TE PUEDE INTERESAR