Peter Afonso: “Paula es el amor de mi vida” - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Peter Afonso: “Paula es el amor de mi vida”

El productor de Ideas del Sur y actual protagonista de la exitosa obra Despedida de Soltero se confiesa con Ciudad.com: la fama, la familia y el amor.

Peter Alfonso y Paula Chaves, conviviendo en Carlos Paz. (Foto: gentileza La Voz del Interior)

Uno podría pensar que después de las luces de ShowMatch, los aplausos y las fans poco queda de ese muchacho de José Marmol que seguía por todo el país a Los Piojos y soñaba con jugar en River. Pero no.

Peter Alfonso mantiene intacta la humildad. Una verdadera rareza en este medio. Afirma sin dudar que no ve las revistas que lo ilustran en sus tapas, ni las repeticiones de los programas en los que aparece. Tampoco puede creer que haya chicas que tienen las paredes de sus cuartos o las carpetas escolares bañadas con fotos suyas, ¡mucho menos que las canciones que entonaba en el programa de Marcelo Tinelli se hayan transformado en ringtones!

Peter parece tener un objetivo claro: no creérsela, aunque valora cada minuto del éxito que está viviendo: “El otro día, un amigo me recordó que hace un par de años estábamos en un asado y yo le había dicho `el año que viene voy a ser tapa de Gente`. ¡Y yo ni estaba en el programa! Pero, bueno, más tarde terminó pasando. Es una locura”, recuerda entre risas.

¿Qué pasó en el medio? Mientras realizaba sus tareas como productor de Ideas del Sur, conoció a Paula Chaves –que participaba en el Bailando- , una de las mujeres más bellas del país y a fuerza de carisma, no sólo la conquistó a ella sino también al público. Hoy, después de un exitoso paso por ShowMatch, protagoniza junto a su novia y un gran elenco la obra Despedida de Soltero en Carlos Paz.

"Tranquilamente, esto te puede marear o te la podés creer porque es una locura lo que vivimos".

- ¿Cómo vivís este debut teatral?

- Estoy muy contento y la experiencia está superando las expectativas de todos. Los fines de semana estamos haciendo tres funciones, es increíble. Además, el grupo de trabajo es bárbaro. Con Tito (Speranza) somos amigos desde antes del Bailando y con Gustavo (Conti) pegamos onda en seguida, porque somos dos pibes de barrio y nos divertimos mucho. Arriba del escenario, la experiencia es increíble por el contacto con la gente. Durante las primeras funciones, me temblaban las piernas, literalmente.

- ¿Te ayuda el ser productor para tomarte todo lo que te está pasando con calma?
Sí, muchísimo. También la educación, los valores que me inculcaron y la gente que me rodea. Tranquilamente, esto te puede marear o te la podés creer porque es una locura. Desde el día cero decidí que no quiero llegar a mi casa y verme en una tapa de Gente y decir “Uy sos un genio”. No es que la paso bien y me divierte posar para las fotos, me da mucha vergüenza.

- ¿Tu familia es un cable a tierra en este momento?

- Es fundamental. Ahora vinieron a Carlos Paz con nosotros, se alquilaron una casa y se van el 15 para Buenos Aires. Tanto Paula como yo somos muy familieros. Ya siendo un tipo grande, me he ido de vacaciones con ellos y siempre están presentes con un consejo. Mi familia y mis amigos son mi cable a tierra.

- ¿Sos de aconsejar a Paula en su carrera?

- Sí, mucho. A veces le digo: ‘¿querés una opinión de novio o de productor?’ (risas) Me sale de adentro el productor. Hace años me di cuenta que es lo mío y ahora siento que voy a ser productor toda la vida. Lo disfruto, me encanta armar las notas, sobre todo la parte de la creatividad. A Pau la trato de aconsejar con alguna declaración. Está el consejo del novio y el del productor, a veces coinciden y otras no.

"A Pau la trato de aconsejar con alguna declaración. Está el consejo del novio y  el del productor, a veces coinciden y otras no".

- Hablando de Paula, ella declaró que le gusta que seas objeto de deseo de las mujeres. ¿A vos te pasa lo mismo con ella  y los hombres?

- Trato de no pensar demasiado que cuando hace fotos en malla que la van a ver hombres y van a decir: ‘Uy, qué buena que está’. Sí me pasaba en el Bailando… cuando salía con una tanguita , no podía evitar decir ‘epa`. Nunca con mala onda, siempre con humor. Un poquito a veces me puede molestar, pero no somos  celosos.

- ¿Cómo funciona la convivencia en Carlos Paz?

- Muy bien, la verdad que yo no paro de laburar en la casa… (En ese momento, se escucha del otro lado de la línea la voz de fondo de Paula, exclamando: “Buee…”). Vamos mejor. Al principio, yo me lo tomé como que veníamos de vacaciones y a descansar. Pero ahora entiendo que hay que llevar la casa adelante. Paula, que  no es tan tranquila como yo, no para un minuto de hacer cosas.

- ¿Qué tareas hacés en la casa?

- Tiro el cloro en la pileta (risas). Eso es todo. No, mentira. El otro día ella se fue a Buenos Aires y yo fui un amo de casa perfecto.

- ¿En Buenos Aires va a continuar la convivencia?

- Veremos, nosotros vamos muy tranquilos, no pensamos en el más allá. Estamos muy metidos en la obra y cuando termine la temporada nos iremos de vacaciones a algún lugar tranquilo. Después, veremos.

- Al ser los dos tan familieros, ¿ya fantasean con una familia?

- Como toda pareja, hablamos pero no seriamente. Siempre hay un comentario o lo tomamos con humor. Por ahí, le estoy dando de comer a los perros y Paula me dice: Ay, mirá cuando tengamos hijos…¡vas a ser un desastre como padre! (risas).El tema está presente en forma de chiste o camuflado, pero no seriamente todavía. Por ahora, estamos decidiendo si vamos a tener otro buldog francés. Paula quiere un hermanito para Moro. Peo, obviamente, ella es el amor de mi vida y en algún momento llegará esa charla, pero todo a su debido momento.

TE PUEDE INTERESAR