Gran Hermano 2012: Ezequiel volvió a la casa... ¡y Victoria lo apuró! - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Gran Hermano 2012: Ezequiel volvió a la casa... ¡y Victoria lo apuró!

El galán del reality regresó y a la bebota le duraron muy poco los celos al enterarse de la relación del joven de Bernal con Daniela... ¡Mirá cómo lo recibió de vuelta al juego!

Como si fuera un juego extra dentro de Gran Hermano 2012, Victoria Irouleguy y Ezequiel Tramannoni protagonizan un nuevo histeriqueo que llega a límites insospechados.

Ya de vuelta en la casa, el "galán" de Bernal tuvo una charla para expiar culpas y le confesó a la bebota lo que pudo de su affaire con Daniela Rocca durante la convivencia en la casa de al lado. En un primer momento a Victoria no le gustó nada la actitud de Ezequiel, que aseguró que la “infidelidad” sería explicada afuera de GH 2012. Es más, la pulposa blonda se juntó con algunas de sus amigas en la casa para descargar toda su bronca. Estaba hecha una demonio...

Peeeeero (sí, hay un "pero"), la rubia no pudo controlar sus hormonas. Y algunas horas después, cambió radicalmente su forma de pensar y lanzó una implacable avanzada para reconquistar a su amigovio. Tramannoni estaba viviendo un sueño... que por momentos se parecía demasiado a una pesadilla. Es que Vicky lo acorralaba sin tregua delante de las cámaras y Eze refrenaba sus impulsos para comportarse, acorde a la peculiar situación.

Poco le importaron a Vicky las cámaras: por lo contrario, pareciera que la exposición mediática la alienta aún más.

Los videos que acompañan la nota ilustran los espasmódicos cambios de humor y ¿táctica? de la más joven de la casa. Besos, caricias, abrazos, roces y aún más: un letal despliegue de artimañas para seducir a su chico.

Y, del otro lado, no cabe más que destacar la titánica intransigencia de Ezequiel, que si bien cedió terreno, no dejó rienda suelta a su pasión. Basta una declaración de Vicky para entender su afán posesivo y territorial: "Por lo menos el último beso me lo diste a mí", se jactó la bebota ante el morocho.

Esta historia -¡seguro!- continuará...

TE PUEDE INTERESAR