Jésica Cirio se quebró al aire por las acusaciones de su padre - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Jésica Cirio se quebró al aire por las acusaciones de su padre

Mientras Horacio Cirio sigue apuntándola en su reclamo económico, Silvia, la tía de la modelo, rompió el silencio en Desayuno Americano y emocionó a su sobrina. ¡Mirá el video!

Jésica Cirio ya no aguanta más. Se le nota en su cara cada vez que habla del tema. La modelo no la pasa nada bien cuando Horacio Cirio aparece en los medios reclamando dinero. A ella, quien también la involucra en su demanda, le da vergüenza. Y su padre no afloja.

Jésica aseguró que no iba a hablar más del tema, pero al semana pasada  Horacio llegó al extremo de encadenarse frente a la casa de Martha, su ex esposa, reclamando por la propiedad.

“Mi papá me da vergüenza. Si él trabajara, no haría lo que hace. Y si yo no fuera pública, tampoco”, destacó Cirio.

La modelo estuvo en Desayuno Americano, el programa conducido por Pamela David y Diego Pérez, y tuvo su descargo. “Mi papá me da vergüenza. Desde chica hago terapia por tener problemas con mi padre. No es la primera vez que me amenaza. Si él trabajara, no haría lo que hace. Y si yo no fuera pública, tampoco”.

Pero no todo quedó ahí y, en medio del debate, ni la propia hermana de Horacio lo defendió. Silvia se puso del lado de la modelo y criticó duramente a su hermano en una comunicación telefónica con el programa de América. “Lamentablemente soy la hermana de Horacio”, dijo de arranque. Y siguió: “Él se mandó muchas que mi nena (por Jésica) no quiere hablar. Ella sabe que yo la amo mucho y que es todo en mi vida”.

En ese preciso momento, Jésica se quebró en vivo y no pudo aguantar las lágrimas. Al ver esto, Silvia expresó: “No mi amor. Para eso no llamé. No la quiero ver llorar. Quedate tranquila, va a estar todo bien. Vos no tenés nada que ver con esto. Sabés que sos mi sol, mi vida”. Entre lágrimas, Jésica agregó: “Ya me colapsó esto.”

Silvia, cansada también de las actitudes de Horacio, sumó: “Mi hermano nunca trabajó en su vida. Jésica siempre que pudo lo ayudó. Ella es una persona maravillosa. Yo no sé en qué gasta Horacio. Él vendió la casa y se quedó con todo”. Y cerró: “Mi hermano me estafó con un auto que mi marido quería vender y me costó una separación. Con la casa de mis padres también y fue lo peor que pudo hacer”.

¿Continuará este conflicto familiar que envuelve a Jésica Cirio?

TE PUEDE INTERESAR