El supuesto diálogo entre Graciela Alfano y la mujer de un desaparecido durante la dictadura - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El supuesto diálogo entre Graciela Alfano y la mujer de un desaparecido durante la dictadura

Elsa Ayala, esposa de un secuestrado del último Gobierno de facto, contó la historia de cuando fue a un domicilio de Emilio Massera y se encontró con la ex vedette.

Un nuevo rumor refuerza la hipótesis de la relación que habría existido entre Graciela Alfano y Emilio Eduardo Massera durante la última dictadura. Luego de la palabra de Gabriela, hijastra del ex custodio del ya fallecido genocida, ahora habló Elsa Ayala, esposa de un desaparecido durante el régimen.

La señora, casada con Amílcar Hugo Melián, ex custodio de Juan Domingo Perón, contó una experiencia que habría tenido en un domicilio de Massera, cuando se acercó -según su testimonio- a pedir por la libertad de su marido. Y se encontró con la ex vedette...

Melián fue golpeado y detenido en 1976, en su casa de la provincia de Córdoba. Se llevaron sus bienes y no se supo nada de él por largo tiempo. Fue entonces que Elsa y su suegra emprendieron un viaje a Buenos Aires para encontrarlo. Y consiguieron una dirección en el centro porteño en la que se encontraba el por ese entonces Almirante, Emilio Eduardo Massera.

"Me mandaron a una oficina en pleno centro. Había un soldado raso que abrió la puerta y estaba Alfano, dentro del departamento, sentada al lado de Massera. Tenía una pollera acampanada, tacos bajos y casi no tenía maquillaje", describió ella el supuesto encuentro. Ante la pregunta de Jorge Rial, sobre si estaba segura de que era la ex vedette, la mujer respondió: "¡Por Dios! Claro que era Graciela Alfano. Yo la había visto en las películas. Ella se quedó todo el tiempo ahí durante la charla que tuvimos con Massera, en la que le pedimos por favor por mi marido, que estaba desaparecido".

En medio de su relato, Elsa Ayala contó el increíble diálogo que habría tenido con Alfano, cuando la ex vedette interrumpió la conversación:

-Bueno basta, el Almirante está muy ocupado.

-Pero es la vida de mi marido.

-Bueno, no sos la única.

Finalmente, Amílcar Hugo Melián apareció con vida varios años después, con 40 kilos menos y con signos de haber sido torturado, entre otras vejaciones, según detalló Elsa antes de estallar en llanto al recordar un pasado que ni ella ni mucha gente olvidará jamás.

TE PUEDE INTERESAR