Escándalo en Twitter por un mensaje del Ogro Fabbiani contra la hinchada de River - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Escándalo en Twitter por un mensaje del Ogro Fabbiani contra la hinchada de River

"Oscar Ahumada tenía razón", escribió tras la derrota de su equipo, Independiente Rivadavia de Mendoza, ante el Millonario. Y desató la ira de la afición millonaria. ¡Mirá!

La hinchada de River estalló en Twitter contra el Ogro Fabbiani. (Fotos: Web y Olé)

"Cuando San Lorenzo se puso 1-2, la cancha enmudeció. Se sintió un silencio atroz y quizás eso se transmitió a la cancha (...) Yo he jugado en la cancha de Boca, ganando 2 a 0 con River, y la hinchada de ellos se nos caía encima". Lo firmó Oscar Ahumada, en ese entonces emblema del equipo de Núñez, en mayo de 2008. Y el hincha millonario nunca se lo perdonó.

"Yo soy hincha de corazón de River, pero lamento decir que Oscar Ahumada tenía razón". Lo firmó Cristian Fabbiani hace horas, a través de @elogro23, su chequeado perfil oficial en Twitter, como le confirmó a Ciudad.com tiempo atrás. Y el simpatizante millonario estalló en 140 caracteres.

El ex novio de Amalia Granata, ex esposo de Victoria Vannucci y ex delantero de River, escribió el desafiante tweet en la madrugada del domingo, luego de que su flamante equipo, Independiente Rivadavia de Mendoza, perdiera como local por 3 a 1 con el club del que se declara fanático; y de que recibiera insultos de la tribuna visitante al ingresar a la cancha. Antes del partido, él había dicho: "Si River está en la B, por algo es". La respuesta fue a través de un cantito: "Gordo p..., gordo p...". Y la reacción de Fabbiani fue llevarse el dedo índice al oído y decir: "No se escucha nada". Luego, claro, se descargó por Twitter.

La reacción del hincha de River fue instantánea. Basta con ver la lluvia de agresivas respuestas que recibió en la red social. El periodista deportivo Martín Liberman opinó a través de @libermanmartin: "Un bombazo de alguien dolido por los silbidos".

En términos boxísticos, lo del Ogro fue un golpe bajo, no tan en caliente (lo escribió tres horas después de terminado el partido), que buscó tocar el orgullo del hincha de River: nada peor que rubricar aquella frase histórica de Ahumada. El problema es que del otro lado no encontró un silencio atroz. Más bien todo lo contrario...

TE PUEDE INTERESAR