Maju Lozano: “Lo mejor del embarazo es la panza, porque podés comer de todo” - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Maju Lozano: “Lo mejor del embarazo es la panza, porque podés comer de todo”

A punto de dar a luz y de estrenar la película Güelcom, la actriz y conductora se confiesa con Ciudad.com.

Maju Lozano, habló de todo con Ciudad.com (Foto: Jennifer Rubio).

"¿De cuántos meses estoy? De nueve, no falta nada. Es más, creo que rompí bolsa recién en el ascensor”. Así se presenta Maju Lozano al ingresar en la conferencia de prensa de la película Güelcom, dirigida por Yago Blanco y donde comparte cartel con Mariano Martínez y Eugenia Tobal. Ella es, realmente, una máquina de contar chistes, anécdotas y parece estar siempre atenta para rematar alguna frase con una divertida ocurrencia. Maju, en pocas palabras, es la prueba viviente de que la mujer con sentido del humor y exitosa, existe.

Y está frente a nosotros. En diálogo con Ciudad.com, Lozano –embarazada de nueve meses- se muestra incrédula porque justo el día que tiene fecha de parto, que espera que sea natural, se estrena Güelcom: “Mirá que había días para parir…¡y para estrenar! Hay veces que no pasa nada en tu vida y, de repente, te pasa todo junto. Por primera vez, hago  cine y la película justo se estrena el día del parto, el 4 de agosto. Ahí la vida te pone en la encrucijada: ¿qué preferís, trabajo o vida? Obviamente, la respuesta es vida”, dice la entrerriana, que se encuentra en pareja con el relacionista pública, Julián Varde.

- ¿Cómo vivís este regreso a la actuación?

- Estoy chocha. Yo estoy eternamente agradecida a Yago, el director, por haberme tenido en cuenta. Cuando me llamó para hacer la película, hace cinco años, yo estaba empezando a trabajar fuerte en la televisión y nadie sabía que yo era actriz. Cuando me llamó, no lo podía creer. Es más, me preguntó si me animaba a actuar y le expliqué que yo soy actriz, es lo mío. Imaginate si ahora no lo sabe nadie, menos cuando empecé… ¡que de casualidad se saben tu nombre!

- En el momento de la filmación de la película, ¿te imaginabas el presente que estás viviendo ahora, a punto de ser madre?

- No, ¡ni loca! Cuando estás en pareja, más o menos estable, que sabés que él se va a quedar al lado un tiempo (risas), tenés la fantasía de ser madre. Pero yo en ese momento estaba haciendo televisión, con la radio, con el teatro y, además, con la película. Ni se me cruzaba por la mente. Teníamos la fantasía de empezar a buscar este año, pero si vos me decías en ese momento: para cuando se estrena la película vos vas a estar embarazada, yo me mataba a carcajadas.

- ¿Cómo te llevás con el tema de la transformación del cuerpo durante el embarazo?

- Es maravilloso. Es lo más lindo. Lo más lindo de estar embarazada es la panza porque le das a la comida sin parar. Ya vestirme para ir a algún evento es buenísimo. Te ponés cualquier cosa y no te estás fijando si te salta el rollo, porque estás embarazada y tenés impunidad.

Seguramente, voy a ser la estúpida que dice chistes en la sala de parto

- ¿Es cierto que tu doctor te retó porque habías aumentado mucho de peso?
- Sí. Engordé 10 kilos y en el quinto mes, mi doctor me dijo: “Aflojá al diente, porque sos una  madre grande y el cuerpo no vuelve”. Entre el quinto y sexto mes me agarró ansiedad, porque dejé de vomitar y en cuanto me empecé a sentir bien, no podía parar de comer. Me retaron y si bien no hice dieta jamás, sí soy más consciente de lo que como.

- ¿Sentís ansiedad a tan pocos días del parto?

- No, no soy una mina muy alterada. Siento el miedo normal por pensar: uy, se viene algo que nunca me pasó. Es lo desconocido absoluto. Seguramente, voy a ser la estúpida que dice chistes en la sala de parto (risas). Pero me es algo tan ajeno todavía que me cuesta ponerme nerviosa por algo que no sé cómo es. Me parece tan extraño a lo cotidiano o a lo que uno ha vivido, que ni miedo tengo.

"Engordé 10 kilos y en el quinto mes, mi doctor me dijo: 'Aflojá al diente, porque sos una  madre grande y el cuerpo no vuelve'"

- ¿Te imaginás como madre?

- Sí, totalmente. Por ahí, me imagino al bebé más grande. Es difícil imaginarte algo tan chiquitito. Uno se visualiza más mamá de un señor de tres o cuatro años. Lo único que quiero es que venga y esté todo bien. Es la típica, lo sé. Uno antes escuchaba esas frases y le parecían tan obvias. Pero es así, cuando vas a ser mamá lo único que te importa es que tu hijo sea feliz. No importa el modo, pero lo que todos queremos es poder traer un hijo al mundo y que la pase bien.

- ¿Qué proyectos tenés post parto?

- El año que viene, sigo con la radio, en la revista de Susana Giménez y seguramente haga televisión.  Estoy viendo si vuelvo a hacer algo con Matías Martin o alguna otra cosa, porque también me dan ganas de animarme a hacer algo sola. Lo que venga, porque a mí la televisión me encanta. Soy una enamorada de la televisión.

¡Mirá el tráiler de la película Güelcom!

 

 

 

 

 

TE PUEDE INTERESAR