El Turco Naim, tras el silencio de Nicolás Repetto: "Ya no me importa lo que diga" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El Turco Naim, tras el silencio de Nicolás Repetto: "Ya no me importa lo que diga"

Luego de que el conductor de Sábado Bus no hiciera referencia al escándalo, Ciudad.com habló con el marido de Emilia Attias.

El Turco Naim habló después del silencio de Nicolás Repetto. (Fotos: Web)

El fin de semana pasado en Sábado Bus, el programa que conduce Nicolás Repetto por Telefe, Emilia Attias fue invitada a la mesa y, no sólo se llevó el auto, sino que también se llevó un pequeño disgusto.

Sucede que la bella Emilia no la pasó nada bien con los chistes que hizo Repetto sobre su marido, el Turco Naim, a quien (palabras más, palabras menos) trató de que “no colaboraba en la casa”, preguntando constantemente “a qué se dedicaba”.

Acto seguido, el Turco estalló en las redes sociales: “Para hacer el programa de fracasado de mier… que hacés me quedo en casa, amargo. Repetto tenés menos talento que una palangana. El corchito, ¡qué original!”, escribió en su cuenta de Twitter el humorista y admitió su total enojo con Nico. Pero el último sábado por la noche Repetto no recogió el guante y prefirió llamarse a silencio y no mencionar nada en Sábado Bus sobre el escándalo que se desató.

Por eso, Ciudad.com se comunicó con el marido de Emilia para conocer su opinión sobre la postura del conductor. El Turco, muy risueño, dijo que "ya no le importa más nada".

- ¿Viste el programa de Nico anoche?

- No, no lo vi.

- ¿No te llama la atención que no haya aclarado nada respecto de sus dichos en el programa del sábado pasado?

- Ya fue. ¡No me importa más nada! ni lo que diga él ni nadie. Nada me llama la atención (risas).

- ¿Pero seguís enojado por el tema?

- Ya pasó. Tampoco voy a seguir enojado toda mi vida por semejante pavada. Ya dije lo que tenía que decir.

-Quizás vos esperabas que él dijera que todo había sido un chiste, pero no lo hizo…

-¡Y porque no habrá sido un chiste! (risas).

TE PUEDE INTERESAR