Waldo Navia y Sofía Pachano, los mejores de Cantando 2011 - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Waldo Navia y Sofía Pachano, los mejores de Cantando 2011

En una noche llena de lágrimas, los participantes emocionaron al jurado y obtuvieron el puntaje más alto de la noche. ¡Mirá!

Noche de emoción en Cantando 2011. Sofía Pachano y Álvaro “Waldo” Navia se llevaron todos los aplausos de este sábado 16 de julio en el programa que conducen José María Listorti y Denise Dumas por El Trece, luego de presentar dos de las performances más brillantes de la noche.

Detrás de la Persiana Americana, el amor

Álvaro Navia y Ana Paula Rodríguez abrieron la noche. El humorista, listo para interpretar “Persiana americana” de Soda Stereo, denunció que la producción no decora sus performances con escenografía. En rebeldía, trajo una planta “para el balcón de la ventana” en cuestión. La soñadora le declaró su amor a uno de los productores del ciclo: Sebastián “Tucu” Fernández Lanus: “Es un amor de persona, muy dulce. Es un caballero. Me acompaña y no es cargoso”, dijo. La feliz pareja salió a comer hace unos días y ya se dieron un beso. Listorti encaró a Sebastián y le pidió que –tal como hizo Pedro Alfonso- le cante un tema de amor a la chica. Finalmente, la escenografía llegó y el dúo brilló en el escenario. Patricia Sosa (10) elogió los contrapuntos armados por el coach Hernán: “Generalmente veo a Waldo correcto y acá te desestructuraste. ¡Te queda bien! Ana Paula estuvo genial”. Ni siquiera Marcelo Polino (6) les pudo quitar la sonrisa: “Coincido con todo”. Oscar Mediavilla (9) confesó que Hernán está haciendo un trabajo “maravilloso” y Valeria Lynch (voto secreto) afirmó: “Este es uno de los dúos más sólidos de la competencia”. Total: 25 puntos. Waldo le dedicó la gran actuación a un amigo recientemente fallecido, Julio Vázquez.

Andy y Johnny sólo quieren cantar

Andrea López y Jonathan González comentaron que su relación sigue en pie. Johnny le agradeció a su novia que lo haya cuidado especialmente ésta semana en la que sufrió problemas gástricos debido a los nervios provocados por las últimas discusiones. Polino se mofó de los ex participantes de Soñando por Bailar: “Hicieron su carrera en base a un reality, ahora no quieren hablar de su vida privada y contestan con monosílabos cuando se les pregunta. Deberías respetar más a la prensa”. González contestó en representación de la pareja: “Bastantes problemas tiene la gente como para escuchar los nuestros. Yo vengo acá a dar un show para la gente”. Los “tórtolos” cantaron “Nada de esto fue un error” (la versión de Coti, Julieta Venegas y Paulina Rubio) y cerraron su canción con un tierno beso. A Patricia (6) no le gustó: “Es un tema especial para no lucirse. Las armonías estuvieron bien pero tuvieron mejores actuaciones. Después de la mitad del tema me aburrí”. Polino exhibió un 3: “Hubo poco compromiso”. Mediavilla (5) agregó: “¿Ensayaron? Parecía que estaban en otro lugar. Jonathan cantó incómodo. Vi algo pobre”, mientras que Lynch cerró la ronda de devoluciones: “Estuvieron desconectados”. Total: 14 puntos.

Loly y Paola Miranda cruzaron acusaciones por un particular regalo

Mariana Loly Antoniale se refirió a su pelea con Paola Miranda antes de entonar con Mauro Bornancini “Se me ha perdido un corazón” (Gilda). Polino dijo que la ecuatoriana “había recibido un ramo de flores secas en su camarín con una tarjeta que rezaba: 'la que las hace, las paga'. Hay una cámara de seguridad que muestra a Loly ingresando a la empresa con un bolso grande que podrían esconder un ramo de flores”. “Me parece de cuarta que me quieran ensuciar con las flores marchitas que recibió Paola en su camarín, como si hiciera gualichos”, se defendió la cordobesa. La producción de Cantando se encargó de corroborar que la letra de la tarjeta no era parecida a la de Antoniale.

Con respecto a la performance, el jurado no se mostró conforme con la cordobesa.  “Me sonó raro”, confesó Patricia Sosa (6), “el final fue desafinado. Hiriente”. Polino (3) ironizó: “El tema debió haberse llamado 'Se me ha perdido la afinación'. Loly no se conectó con el tema, parecía que esperaba un colectivo”. Mediavilla (5) completó: “No sé si cantaron mal o me duró la angustia de la pelea con Miranda. Era un tema como para que Loly lo defienda bien y tuvo una actuación que no dejó nada”. Valeria no logró elevar demasiado la autoestima del dúo: “Feíto. Hubo desniveles de volumen entre los dos”. Total: 14 puntos.

Vestida de sirena, Paola sucedió a Loly en escena y extendió la polémica: “Quisiera pensar que no fue ella quien me dejó las flores en mi camarín. Me duele porque yo realmente la aprecio. Sin embargo, no me he peleado con nadie en estos últimos días y por eso deduzco que fue ella. Si me equivoco, pediré disculpas”, dijo. Luego, la morena cantó “Burbujas de amor” (Juan Luis Guerra) con su soñador y no logró deslumbrar al jurado.

Patricia Sosa (7) advirtió desafinaciones y Polino (5) también: “No ha sido la mejor gala, pero tampoco la peor”. Mediavilla (4), muy cómico, agregó: “Todo lo que gano en éste programa, lo invierto en terapia porque no entiendo lo que dice éste muchacho (por Polino). Faltó conexión en el tema, con una afinación encubierta de Paola”. Valeria reforzó el argumento de Oscar: “Tal vez fue por el vestuario, en el que ella estaba más preocupada por no mostrar una lola que por afinar”. Total: 16 puntos.

La entrega de Sofía Zámolo no alcanzó

Sofía Zámolo bromeó por la extensa emisión de La Cocina del Show, previa al Cantando 2011. Se quitó los zapatos y se relajó: “Fue el programa más largo de la historia”. Junto con Cristian Centurión, la conductora hizo una especial versión de “Entregate” (Luis Miguel) que no conmovió a Patricia Sosa (6): “La energía de Sofía era muy débil y cuando se juntaron, desafinaron. Es una canción difícil”. Polino (3) agregó: “Tal vez debieron apoyarse un poco más en el acting. Fue muy feo”. La chapa de Mediavilla fue apenas mejor (5): “Se veía muy bien y se escuchaba muy mal, a pesar de que Cristian es el mejor cantante del concurso. Si Luis Miguel lo hubiera escuchado, lo estaríamos trasladando a un sanatorio”. Con uno de los peores puntajes de la noche (14), Zámolo se resignó a oír la devolución de Valeria Lynch: “No sé qué pasó. Se notó mucho desnivel”.

Floppy quedó desnuda y expuesta a una nueva sentencia

José María Listorti habló durante algunos minutos sobre la tapa de revista en la que Floppy Tesouro lució casi sin ropa, a pesar de que el padre de la ex chica Reef estaba presente. La modelo apareció con un bozal de caballo, ironizando acerca de la prohibición legal que le puso Belén Francese para callar las críticas hacia ella: “Me sorprendió porque no me ponen notas que no merezca y si vio las galas no siempre canté sentada. A mí ella me divierte mucho, no tengo mala onda con ella, así que es un tema de ella y no mío”, cerró. Javier Olguín y Floppy cantaron “Caraluna” de Bacilos, sin demasiado éxito. “Es una pena porque cantan bien, pero era una canción para cantar picado, no se alargan las notas. Quedó sin swing”, analizó Patricia Sosa (6). “Yo sentí que cantaba peor el soñador que Floppy. Fue una performance mucho peor que la anterior”, disparó Polino (3). Mediavilla (5) y Valeria compartieron el criterio de Patricia: “Hubo desafinaciones de los dos”, dijo el productor musical. Total: 14 puntos.

Con el refuerzo de la familia artística, Sofía brilló

Con el aliento de sus padres, Sofía Pachano y Juanchi Macedonio recrearon la versión de “Somebody to love” de la serie norteamericana Glee: “Estoy contenta porque vino mi novio y su familia. Se conocieron al fin y están todos juntos. Con Juanchi pedimos un sueño de La Rioja porque mi novio y suegros son de allá”, sonrió la actriz. Como si fueran Lea Michelle y Cory Monteith, la dupla asombró al jurado con una puesta en escena que estuvo más cerca de una comedia musical que de un karaoke.

Patricia Sosa arrancó la ronda de calificaciones con un 10: “Lo que ví, por primera vez, fue un show precioso. Hubo cosas leves de desafinación que quedaron opacadas con la alegría y el compromiso”. Marcelo Polino aseguró que más allá del canto, “compró” la historia (7). Para felicidad de Aníbal Pachano y Ana Sanz, padres de Sofía, Mediavilla (8) siguió la línea victoriosa de críticas: “Creí que estaban locos cuando ví que les tocaba éste tema. Se vio muy bien lo que lleva en la sangre Sofia”. Valeria Lynch completó con elogios los 25 puntos finales.

TE PUEDE INTERESAR