Guillermo Francella: “El secreto de mi matrimonio es la tolerancia” - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Guillermo Francella: “El secreto de mi matrimonio es la tolerancia”

El actor, a punto de estrenar El hombre de tu vida por Telefe, le cuenta a Ciudad.com su visión de las mujeres, de la vida en pareja y de la competencia en la televisión

El elenco a pleno en la presentación de la nueva ficción de Telefe (Foto: Jennifer Rubio)

Difícil tarea la de reinventarse. Especialmente, cuando además de ser un proceso interno, uno debe hacerlo frente a millones de personas. Tal es el caso de Guillermo Francella, quien con más de 30 años en la actuación, en el último tiempo decidió dar una vuelta de timón a su carrera… y lo logró.

Gracias a éxitos como De carne somos, La familia Benvenuto y Casados con hijos, ha quedado grabado en el inconsciente colectivo como el actor humorístico por excelencia de su generación. Pero, inquieto, no se conformó y si bien no reniega de su popularidad – suele decir que sus raíces "son más populares que la milanesa napolitana”- el actor decidió animarse a roles diferentes y más cercanos al drama. Lo consiguió con su coprotagónico en El Secreto de sus Ojos, la película dirigida por Juan José Campanella, ganadora de un premio Oscar.

Precisamente, Francella vuelve a unir fuerzas con el director que le permitió reinventarse para su nuevo proyecto: El hombre de tu vida. El unitario, que se estrena el domingo 17 a las 22 por la pantalla de Telefe, cuenta la historia de Hugo, un padre soltero y desocupado que acepta la propuesta de su prima  para sumarse a una agencia de búsqueda de pareja para mujeres solteras. Su trabajo consistirá en convertirse en el hombre ideal de cada clienta y luego desilusionarlas para continuar con su empresa: “Cuando Juan me contó que lo habían llamado para hacer televisión y me propuso protagonizar la comedia, me llenó de orgullo”, le cuenta entusiasmado a Ciudad.com.

- ¿Es verdad que Campanella creó el programa pensando en vos?

- Exactamente, eso fue lo que me dijo. Así que me hizo sentir pleno y muy feliz. A medida que empezamos a trabajar y a leer los libros, me llenó de amor el proyecto porque es una historia que permite reírse a carcajadas, pensar y emocionarse.

"A veces mi mujer me mirá y me dice: ‘Callate la boca, el gracioso acá no'. O sea, que yo no hago tanto humor fuera de mi trabajo"

- ¿Qué te atrapó de esta comedia?

- Es hermosa. Habla de la soledad, del universo masculino y del femenino, de cuántos adultos hay solos y que recurren a estas agencias. Los adultos no tienen tantas ganas de conocerse en un boliche, salir con zumbidos en el oído, con los zapatos en la mano y dolor de espalda. Quieren que les pase algo distinto, sentarse con alguien a conversar. Les da pudor, pero recurren a estas agencias de solos y solas.

- ¿Pensás que estas agencias son un ejemplo más de cómo están cambiando las formas de relacionarse?

- Claro, tal cual. Ha cambiado todo y mucho. Francamente, para mi personaje también es un mundo nuevo y a su vez empieza a entender el universo femenino, que es bastante particular. No por bueno o malo, sino que es muy distinto al de los hombres.

- ¿Descubriste algo nuevo del universo femenino?

- Sí, con el tiempo, las entiendo un poco más. Con mi experiencia de vida y con la madurez empezás a comprender muchas cosas. He leído mucho del universo de las mujeres, y no es sencillo entenderlas. No es que ellas sean difíciles, sino que somos muy distintos, somos dos planetas diferentes.

- ¿El humor es la clave del éxito para los hombres?

- Ayuda. Tipos con buen sentido del humor, pícaros y con impronta para la comicidad allanan el camino de una conversación y de la seducción.

- ¿El hacer chistes todo el tiempo puede jugar tanto a favor como en contra?

- No, pero yo no soy así. No soy tan bolu…de estar todo el día así. Trato de no ser de esa manera. Igual, a veces mi mujer me mirá y me dice: "Callate la boca, el gracioso acá no". O sea que yo no hago tanto humor fuera de mi trabajo. Tengo mucho sentido del humor pero en mi casa me comporto de forma normal. En mi hogar todos tenemos todos sentido del humor. No sabés lo que son mis hijos e Inés también.

- ¿Cuál es el secreto para mantener un matrimonio estable por más de 25 años?

- La tolerancia. Es importante saber encontrar cada uno su espacio, que nosotros lo tenemos. Hay que aprender a ceder, aceptar, compartir y entender. Somos diferentes, no sólo nosotros dos sino, como ya mencioné, el hombre y la mujer en general.

"Se puede hacer otra televisión.  Si el objetivo es achicarle la cabeza a la gente, eso ya está. Ahora, tal vez se le pueda agrandar la cabeza"

- ¿Extrañabas la televisión?

- Sí, tenía muchas ganas de estar. No te olvides que desde el 2006 que no hacía algo. “Casados con hijos” fue muy fuerte y estaba siempre en el aire. Hacer un programa con otro en el aire, y tan exitoso como fue Casados, y competir con eso era medio raro. Además, “Poné a Francella” también estuvo mucho tiempo repitiéndose. Hice cuatro años de televisión desde el 2001 pero estuve los 10 años en el aire. Tenía ganas de hacer una pausa, encontrar una buena historia y ¿qué mejor que Campanella para volver?

- ¿Cómo tomaste las versiones que dicen que Marcelo Tinelli saldría al aire también un domingo y competiría con ustedes?

- Creo que Marcelo necesita un programa porque por la Copa América no pudo emitir su ciclo y tiene que reemplazarlo. No sé si irá frente a mí, lo voy a hablar con Adrián (Suar, su amigo y gerente de programación de El Trece).

- ¿Cómo vivís la competencia por el rating?

- Llevo tres décadas en la televisión. La competencia es así, es cruel. Espero mantener la comedia porque sería una picardía que la gente no pueda apreciar este programa. Lo que me gusta es que la gente va a poder ver también otro tipo de ficción. Sé que hay ficciones buenas pero el 85 por ciento de la pantalla es bastante homogénea en cuanto al criterio de los contenidos que hay. Lo que vamos a hacer está dentro del 15 porciento diferente, que te permite escuchar una conversación, reírte desde otro lugar, pensar y ver una imagen que nunca viste en televisión. Se puede hacer otra tele y acá está.  Si el objetivo es achicarle la cabeza a la gente, eso ya está. Ahora, tal vez se le pueda agrandar la cabeza.

¡Mirá el video donde Guillermo nos cuenta cómo hizo para ser "el hombre de la vida" de Inés, su mujer!

TE PUEDE INTERESAR