La carta de Federico Bal en defensa de su mamá, Carmen Barbieri - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La carta de Federico Bal en defensa de su mamá, Carmen Barbieri

Tras el escándalo, el joven salió con los tapones de punta y, sin nombrarlos, les pega a Moria, Rial, Listorti, Polino y al Teto Medina.

Federico Bal escribió una carta pública en defensa de su mamá (Foto: Web).

El periodista Daniel Ambrosino publicó una carta que Federico Bal, hijo de Carmen Barbieri, escribió en defensa de su madre tras el escándalo que se desató en las últimas horas luego de que Marcelo Polino se quedara con su lugar en el jurado.

Sin dar nombres, el joven critica a la televisión actual y apunta sus dardos hacia Moria Casán, Jorge Rial, José María Listorti, Marcelo Polino y al Teto Medina.

Aquí, la carta completa:

“Es verdad lo que dicen por ahí: que con poner súper 10 no sirve. Entonces, ¿quieren que se pelee? Ah, será eso. Entonces lo hace, ella lo hace, pero lejos de darle el gusto a esa farsa y a esos títeres de un sistema televisivo poderoso como el que nos manda hoy en día, que nos dice qué es lindo, qué es feo, quién es gordo y quién es flaco.
No señor, ella sólo lo hace porque es una leona, una leona que defiende lo suyo en medio de la jungla, porque en esta televisión el que calla otorga, y acá nadie va a ensuciar lo que tanto se formó con laburo y profesionalismo.

Después no alcanza con ensuciar su laburo, después lo que queda es hablar de su vida privada, de si está bien o mal con Él, de si en su pasado consumió o no falopa, de si le gustaban las chicas. Ponele que sí, ponele que fue así, ¿qué pasa?. ¿Qué pasa si alguna vez se drogó? ¿Qué pasa si alguna vez estuvo con una mujer? ¿Qué pasa si le gustaba estar con señores? Yo te quería Señora M, y vos sabés bien que te quería, pero me parece que te equivocaste. De vos, no voy a decir nada, porque te respeto, porque me parecés realmente una buena contrincante para Ella. Sólo voy a decir que en esta te fuiste del otro lado, dejaste en tu casa el latiguillo del cuerpo de lavarropas y saliste con los botines de punta a meterte en lo privado sin ningún motivo. Muy triste. Y se suman, a la bola de mier… y de putea.. y de giladas. Se suman, todos se suman, y claro, sin antes decir que ella genera esto, y dice estas cosas para volver al programa, por favor…

Faltan el respeto, como ese conductor del mediodía y su compañero Ace, que por sentirse despechados solamente porque en su colorada competencia fue la nota que desbordó el quilombo, se dan el tupé de marcar el énfasis en faltas de respeto que me dan asco siquiera repetir. Triste lo tuyo también. Se suma ese otro conductor también, más que conductor llamémoslo imitador, que lo único que hace es copiar gestos y modos del big boss, que para no quedarse atrás de la boca de todos, va y habla en los programas de la tarde de ella, ¡como para que no! Hay que defender las Ideas, ¿no? Ponete a un costado, no te queda bien ese rol peleador, chimentero, que tanto le criticás a ella, a ella, que lo único que hace es defender lo suyo, repito, como una LEONA.

Después aparece otro muerto caminante a criticarla, ese que ahora no me acuerdo el nombre, pero sé que lo único que hizo fue ese tema que cuando yo era chiquito ponían en los bailes al final y prendían las luces para que nos fuéramos de a poquito. ¿Estás haciendo shows con tu tema? ¿Hacés descuentos para fiestas en geriátricos? ¿O sólo currás hablando mal de ella y de los bol… de turno? ¡Ah! No tenemos que olvidarnos de ese viejo amigo, ese que estuvo en las buenas y en las malas, claro, ¡como los amigos! Ese que tanto la quiso y tanto la apoyó. Por dios. Ahora parece que hay que agradecer cuando hablan bien de vos en programas de la tarde, como si fueran los dueños de tu carrera, como si tu historia laboral pasada no importase nada.
 

Vos no encajás ahí, y te lo dije siempre.
Te amo Leona.
Federico Bal”.
 

TE PUEDE INTERESAR