Jimena Cyrulnik: lolas nuevas, vida nueva - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Jimena Cyrulnik: lolas nuevas, vida nueva

La conductora y actriz pasó por el quirófano y está feliz: "Volví a ser la misma de antes de dar a luz a Calder". Además, dejó México para instalarse en Buenos Aires con su esposo. Galería de fotos.

Fotos: Estudio Kirby (www.estudiokirby.com)
Peinó: Vero Deluca con productos Tigi
Agradecimientos: Dra. Lorena González Balsas (www.dragonzalezbalsas.com.ar

 

Bella por naturaleza, Jimena Cyrulnik decidió pasar igualmente por el quirófano para hacerse un retoque estético. A dos años de dar a luz a Calder, la conductora y -ahora también- actriz quiso renovar su figura y se agregó lolas. El resultado está a la vista (de las fotos). "Estoy feliz, volví a ser la misma de antes de ser mamá", le cuenta ella a Ciudad.com.

"Antes usaba 85 de talla. Ahora pasé a 95", detalla Jime. El responsable del cambio es Martín Colombo, el mismo que operó a Julieta Ortega. "Justo anoche tuve una cena con Luciana Salazar en la casa de Maia Chacra, y nos comparamos las lolas. Y si bien como la cirugía es muy reciente, todavía estoy hinchada, en la comparación salí ganando, ja, ja", revela entre risas.

La decisión de aumentar su busto no necesitó de mucha meditación: "No le tuve miedo al quirófano. Nunca fui pro operación, siempre estuve conforme con mi cuerpo, pero después de tener a Calder sentí la necesidad de recuperar mi figura. Y lo hice sin vueltas", explica.

Pero el cambio de figura no fue el único por el que pasó Cyrulnik. Desde hace dos semanas, Jimena dejó el verano mexicano para instalarse en el invierno argentino. Hacía dos años que vivía en suelo azteca junto a su hijo y su esposo, el fotógrafo Lucas Kirby. Y ahora se mudó definitivamente a Buenos Aires. "Cada vez que veníamos de visita, a Lucas le salían muchos trabajos. Eso nos hizo darnos cuenta de que la vida nos estaba trayendo de nuevo a nuestro pagos. Entonces decimidos poner una sucursal del Estudio Kirby en Palermo. Aparte queremos que Calder crezca con su familia, sus primos".

Lo último que se vio de la ex conductora de Versus en la pantalla chica fue en Patinando por un sueño 2008. Era candidata a ganar el certamen, pero cuando quedó embarazada fue reemplazada por Jésica Cirio, y después de dar a luz, voló al Norte. Ese mismo año, tuvo su debut como actriz, en la pantalla grande, con Laberintos de hielo. "Durante mi estadía en México hice comerciales y también colaboré con mi marido como productora de modas, una faceta que me encantó descubrir en mí".

¿Y ahora? "Tengo varios proyectos dando vuelta en la Argentina, entre ellos, alguno como conductora en televisión de aire. Ojalá se concreten. Es otro de los motivos por los que apostamos nuevamente por nuestro país".

Lolas nueva, vida nueva.

TE PUEDE INTERESAR