Pasar al contenido principal

video conmovedor

Murió Liliana Serantes, de Nu y Eve: así contaba su valiente lucha contra el cáncer

La actriz conformó, junto a su hermana melliza, el mítico dúo artístico. A los 51 años, falleció víctima de un cáncer de mediastino.

PLAY ME

Conocidas como “Nu y Eve", Noemí y Liliana Serantes , fueron durante décadas las hermanas más famosas de la televisión y el teatro. Pero desde hace más de un año, Liliana, -"Nu" en la emblemática dupla, de sólo 51 años- conoció la noticia más cruda de su vida: le diagnosticaron un cáncer de mediastino (un tumor que se forma en la cavidad que separa los pulmones y que contiene el corazón, los grandes vasos, la tráquea, el timo y los tejidos conectivos).

El domingo 9 a la tarde, tras una larga y valiente lucha, Liliana falleció víctima de esta dolorosa enfermedad, y sus restos fueron inhumados en un cementerio de Pilar.

Apenas cuatro meses atrás, las hermanas decidieron hablar de su enfermedad en el programa de Susana Giménez: “Tengo la enfermedad silenciosa, que no avisa, que es el cáncer”, dijo Liliana. Y así relataba su drama:

“Todo se inicia con un cáncer de mediastino, que aparece en agosto del año pasado, y que no se puede operar. Había perdido por completo mi voz y la oncóloga que me atendía me dijo que me olvidara, que no iba a recuperarla”, continuó su relato frente a Susana. Y siguió: “Me realizaron cinco quimioterapias, que eran cada 21 días. Me internaban 5 días seguidos y fueron a full, pero las pude superar. Luego, volví a hacer radio y un día voy al auto y me doy cuenta de que veía doble. Ahora, yo veo doble, por eso trato de no mirar mucho a cámara porque se me desvía el ojo izquierdo. Fui al oculista y la hago corta: metástasis en el cerebro. En un área que no me compromete pero que me obstruye la visión”.

Serantes relató el nuevo tratamiento al que se había sometido e, incluso, se esperanzaba con una chance de cura: “Me hicieron 10 sesiones de radioterapia. Sigo viendo doble pero, gracias a Dios, mi hijo mayor fue ayer a la oncóloga y le dijo que los resultados de la resonancia magnética dieron que todo disminuyó muchísimo. Además, hay un médico en el Hospital Fleming, que dice que puede operarme en julio”, decía.

Sin embargo, lo más valioso de todo, y que deja huella tras la triste noticia, era su intención de ayudar -con su relato- a más gente: “Mi familia no quiere que yo me exponga a nivel público pero yo no hice nada malo. Tengo una enfermedad que le pasa a mucha gente. Tal vez, con mi testimonio puedo ayudar, quizás es mi misión”, cerró, con toda razón seguramente...

 

Mirá el video con el conmovedor testimonio de Liliana Serantes, en su última entrevista con Susana Giménez.