Alejandro de Gran Hermano se opera en medio de una gran incertidumbre - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Alejandro de Gran Hermano se opera en medio de una gran incertidumbre

El ex participante del reality está internado a la espera de la primera cirugía para su reasignación de sexo, y charló en exclusiva con Ciudad.com. Su enojo con Telefe.

Alejandro Iglesias con su DNI en mano.

Esperanzado, ilusionado, entusiasmado. Así se lo nota a Alejandro Iglesias a sólo horas de su primera operación de reasingnación de sexo.

Defraudado, decepcionado, desengañado. Así se lo nota al exparticipante de Gran Hermano 2011.

Alejandro y el ex participante de GH son la misma persona, claro. Sin embargo en él viven sentimientos encontrados, a pocas horas de someterse a una cirugía que cambiará su vida.

El 12 de diciembre de 2010 el país conoció a todos los integrantes de la "casa más famosa del país". Chicas y chicos que llegaban con ganas de ser famosos, de aparecer en la tele y de cumplir sus sueños. Pero hubo uno que sobresalía, una historia que de a poco se fue conociendo y de la que hablaron todos.

"Esta operación es necesaria porque tengo los órganos atrofiados por el tratamiento de testosterona, y estoy en peligro de contraer cáncer".

Justamente esa historia era la de Alejandro Iglesias, el participante que entró luchando con su disforia de género. Al salir, en una nota con Ciudad.com, prometió: "Voy a aprovechar las presencias en los boliches y demás para juntar el dinero para la operación".

Ahora, con DNI masculino en mano, espera las ocho de la mañana del miércoles 22 de junio, momento en el que entrará al quirófano.

-¿En qué consiste la operación?

-Me van a sacar las glándulas mamarias y forman el pecho masculino. En una segunda etapa viene un variamento de los órganos femeninos. Todo esto me lo tengo que hacer porque con el tratamiento de testosterona que me vengo haciendo hace años, estoy en peligro de contraer cáncer porque tengo los órganos atrofiados. Es por esto que tengo mucho apuro en operarme. Finalmente, el tercer paso es la prótesis que cuesta 50 mil pesos. Pero todavía no voy a poder hacérmela porque no tengo el dinero.

"Estoy enfocado en conseguir la prótesis para la tercera operación".

-¿Cómo te tratan en el Hospital Gutiérrez de La Plata, donde estás internado?

-Me estoy operando en el hospital público y me tratan muy bien. Las enfermeras, los médicos, todos. Me hice los estudios y por ahora salió todo bien. Además, me piden fotos y autógrafos. Estoy acá porque estaba por operarme con la prepaga que nos daba Telefe a todos los participantes, pero me habían dado turno para el 30 de mayo en una clínica privada y días antes me comunican que había un problema con unos papeles y que tenía que pedir otro turno. Entonces, llamo de nuevo y me dan turno para el 10 de junio. Imaginate que ya me estaba preparando y entonces sucedió algo que podría ser hasta gracioso: me llaman y me dicen que el 30 de mayo me habían dado de baja la prepaga y que, obviamente, no me iba a poder operar. De todos modos seguí adelante y acá estoy.

-¿Quiénes te acompañan en este momento?

-Mi mamá, que me acompañó hasta acá y va a estar desde la mañana cuando me operen. Mi papá no va a poder venir porque está con la pierna quebrada. Y los chicos de Gran Hermano como Jésica y varios ex compañeros más, seguro van a venir también.

-Finalmente llegó uno de los días que más esperaste en tu vida: el primer paso hacia la operación de reasignación de sexo. ¿Cómo lo vivís?

-Cuando entré acá al hospital me sentí muy bien, los pasillos ya los conozco de memoria, de tanto venir a averiguar y hacerme estudios. Estoy tratando de pensar en esto y no en los pasos que siguen. Me voy a dar el tiempo para pensar en esta primera operación.

"Estoy decepcionado con Telefe. Ninguno de la producción me llama para preguntarme nada, ni siquiera intentaron nada. Se borraron".

-¿Cómo será el postoperatorio?

-Si todo sale bien, hasta el viernes me quedo acá internado y a partir de ahí tengo una agenda bastante cargada con el Inadi, programas de TV y demás compromisos. Pero la verdad es que estoy enfocado en conseguir lo otro, que es la prótesis, para la tercera operación. Antes de entrar a la casa yo me la iba a hacer, pero desde la producción de Gran Hermano me habían dicho que no me opere, que si me operaba no iba a poder entrar a la casa.  Accedí y ahí me dijeron que iba a tener propuestas y trabajos. Ahora ni me ofrecieron trabajo ni tengo nadie que me ayude con esto.

-¿Cómo vas a juntar el dinero, entonces?

-Anteriormente estuve desempleado y todavía tengo deudas. Estoy decepcionado con Telefe. Ninguno de la producción me llama para preguntarme nada, ni siquiera intentaron nada. Se borraron. Estoy llamando y reclamando porque todavía me deben plata de cuando estaba dentro de la casa. Lejos de darme una solución, me la complican. Yo tengo que operarme. Estoy indignado.

-¿A qué te dedicás actualmente?

-Hago presencias en boliches y eso me da algo de dinero. El jueves tuve que ir a uno porque necesitaba contar con algo de plata para sobrellevar esta operación que tanto esperé. Es un paso importante para mi objetivo final.

TE PUEDE INTERESAR