Raúl Taibo: “Tengo ganas de tener alguien a mi lado” - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Raúl Taibo: “Tengo ganas de tener alguien a mi lado”

El actor presenta su nueva película, El túnel de los huesos, y sigue al frente de la obra Cuando Harry conoció a Sally. Aquí, se confiesa en una charla íntima con Ciudad.com.

(Para ver las fotos en tamaño grande, poné play y hacé click en el ícono que está abajo a la derecha)

Su marca distintiva, definitivamente, es la cortesía. Relajado y galante, Raúl Taibo es de esas personas que transmiten paz al hablar y parece no tener apuro en la vida. Un hombre que se toma las cosas con calma y, por eso, lejos de grandilocuentes palabras prefiere definir su reciente premio Martín Fierro como mejor actor de telenovela, como un “galardón a la perseverancia”. Sí, Taibo además es humilde. Obtuvo la estatuilla por su papel de Lorenzo Uribe en Malparida, una telenovela que le brindó la oportunidad de trabajar con Juana Viale, de quien guarda el mejor recuerdo: “Es maravillosa, un ser querible, entrañable, divino. Tiene fuerza, amor y  una forma de vida muy libre. Es inteligente, brillante. Es una reina madre”, la define el actor.

Pero en su último rol, Raúl- de 57 años y con 40 de profesión- decidió alejarse de la imagen de galán recio para componer a un presidiario en el filme El túnel de los huesos, ópera prima de Nacho Garassino, que se estrena este jueves 16 de junio y que relata la historia de siete hombres desesperados que cavan un túnel imposible para escapar de la prisión. La película, basada en la fuga real de "La Garza" Sosa del penal de Devoto en 1990, fue para el actor un verdadero desafío.

- ¿Cómo fue componer a Vulcano, el presidiario que interpretás en la película?

- Fue algo muy interesante. Es un hombre que roba blindados y bancos por oficio, y le encuentra sentido a eso. Le gusta estar del otro lado, es una forma de vida elegida por él, no lo hace por necesidad, sino por gusto. Eso, de por sí, me llamó mucho la atención. Lo respeto porque su vida no es nada fácil y porque no cuenta con todos los beneficios que contamos los que estamos del otro lado. Además, es interesante su rol de líder, callado pero hábil, que logra llevar acabo semejante hazaña.

"Juanita Viale es maravillosa, una reina madre. Tiene una forma de vida muy libre".

- ¿Vos tenés alma de líder?

- Sí. Eso te pasa cuando trabajás, cuando encarás un proyecto nuevo y hasta cuando jugás al fútbol. No quiero enarbolar la bandera de líder pero sí me ocurre que en la mayoría de los casos ocupo ese rol. También me han bajado los humos, como a todos, pero es algo que me sale de forma natural.

- ¿Cómo fue el pasaje de galán a este rol?

- Es que yo nunca me consideré un galán, sino que trabajo como actor desde siempre. No sé de qué se trata ese rótulo, ni lo quiero saber a esta altura del partido. No puedo abonar esa fantasía ni esa lectura de mi realidad, porque no la comparto. La gente del medio lo juzga así, pero va más allá de mí. Yo lo que hago, es armar un personaje, es lo que me dedico a hacer.

-¿Pero no crees que en el imaginario popular predomina tu imagen de galán?

- Para mí, tiene que ver con que el personaje que hice llegó más allá de la pantalla a la vida cotidiana y la gente se sintió identificada con él. Porque sino parece que hay que ser galán para ser exitoso y creo que eso es absurdo y muy limitante. Entonces, yo nunca me pude juzgar desde ahí porque sino hubiera limitado mucho mi trabajo. No podría haber hecho un personaje como Vulcano, un tipo peligroso pero que tiene una parte muy espiritual, que no sé si justifica la causa, pero la ennoblece.

- ¿Siempre ha sido tan importante para vos estar conectado con tu parte espiritual?

- Todos somos espirituales, sólo que hay gente que es más consciente de que lo es. Yo soy así porque creo que la espiritualidad es el principio de todo. Me parece que la decisión de estar acá, con este cuerpo, es una decisión espiritual. Después, armamos el resto, pero no dejamos de ser espirituales por tener un cuerpo.

"Nunca me consideré un galán. No sé de qué se trata ese rótulo, ni lo quiero saber a esta altura del partido".

- Volviendo al trabajo, ¿cómo vivís esta temporada teatral con la obra “Cuando Harry conoció a Sally”?

- Es algo hermoso. Me encanta esto de hacer reír a la gente y muchas veces me da la misma sensación de alegría de cuando era niño. Me vuelven a aparecer esos estados de alegría genuina sin motivo, de cuando era chico, solamente porque la gente se ríe.

- Más allá de lo laboral, ¿qué disfrutás hacer en tu vida cotidiana?

- Me gusta estar con amigos, amigas, mi hija y mi familia. Quiero dedicarme a seguir creciendo en lo laboral y en lo personal, seguir descubriendo cosas. Ahora mucho no puedo porque no tengo tiempo, pero también disfruto mucho estar en contacto con la naturaleza. Además, me gusta meditar, hacer deportes y todo lo que sea físico.

- En lo personal, ¿seguís soltero?

- Sí, por ahora sí.

- En el verano confesaste que estabas muy bien en soledad, ¿seguís pensando lo mismo?

- Sí, en el verano estaba bien así. Ahora, en el invierno, dan ganas de acovacharse un poquito y hacer cucharita. ¡No es lo mismo que en el verano! Me están dando más ganas de tener a alguien a mi lado, pero ya llegará. Todo llega.

 

¡Mirá el video con las respuestas de Taibo en el ping pong de sus heroínas de novela!

 

TE PUEDE INTERESAR