El Ogro Fabbiani va por su mejor conquista: Luciana Salazar - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El Ogro Fabbiani va por su mejor conquista: Luciana Salazar

Fue pareja de Amalia Granata, madre de su única hija. Se casó con Victoria Vannucci. Coqueteó con Cinthia Fernández. Pero ahora Cristian va por su máximo deseo.

Cristian "El Ogro" Fabbiani va por Luciana Salazar. (Fotos: Web)

Entró al mundo del espectáculo en 2007, al conquistar a Amalia Granata. Con ella tuvo a Uma, su única hija, y se separó en medio de un lío que iniciaría una serie de escándalos en su vida mediáticamente privada. Luego se casó con Victoria Vannucci, tras un romance tan corto como su posterior matrimonio. Y el último verano vivió un affaire con la mejor versión de Cinthia Fernández.

Pero desde hace tiempo Cristian Fabbiani tiene una obsesión. Es su máximo deseo. Y en los últimos días decidió ir de nuevo por su conquista.

Su Copa Libertadores es Luciana Salazar, el máximo trofeo que anhela levantar el talentoso futbolista fuera de las canchas. Por agosto de 2010, cuando surgió el rumor del metejón del Ogro con Luli, el propio jugador de All Boys dijo que le parecía una mujer hermosa. "Pero no tengo chances", se lamentó.

Sin embargo, pese a sentirse perdedor de este partido, Fabbiani decidió volver a la carga por Salazar. Y según pudo saber Ciudad.com, ejecutó el plan de una manera cálida, tierna. Entradora. Le hizo llegar a la cantante-actriz un mensaje directo al corazón. Palabras más, palabras menos, le dijo que había soñado con ella. Pero no vaya a pensar que el subconsciente del Ogro fue a lo fácil. Nada de sábanas revueltas. El muchacho soñó que Luciana lo tomaba de su rostro con mucha dulzura y le daba un gran beso. "Morí de amor", le remató a Luciana, que recibió el cumplido con una sonrisa.

Fabbiani, siempre informado de las últimas novedades del mundo del espectáculo, habrá leído la primicia de Ciudad.com sobre el nuevo romance de Salazar, con un empresario que pasó los 50 años y había tenido un affaire con ella durante su relación con Martín Redrado. Pero que volvió a la carga una vez que el corazón de la diosa quedó libre. ¿El Ogro estará al tanto de esto? ¿Sabrá que el target de Luli son los intelectuales? En fin, la esperanza es lo último que se pierde.

TE PUEDE INTERESAR