Pasar al contenido principal

El último adiós a Ernesto Sabato

Su hijo, su última compañera, miles de vecinos y famosos despidieron sus restos.

Por Mica Levitt

El Club Atlético Defensores de Santos Lugares fue testigo de un extenso velatorio que incluyó muchas visitas, llantos y emoción para despedir los restos de Ernesto Sabato, fallecido este sábado a los 99 años.

En el gris mediodía del domingo amigos y familiares acompañaron los restos del escritor a un cementerio privado de Pilar, en la provincia de Buenos Aires.

Mario Sabato, el hijo, expresó: "Acá están las tres personas que más he amado en la vida: mamá papá y mi querido Jorgito (su hermano fallecido en un accidente en 1983)".

Elvira González Fraga, su última compañera, por supuesto estuvo presente en la despedida final. También llegaron Julio Strassera, fiscal en el Juicio a las Juntas en el que Sabato tuvo tanto que ver, presidiendo y escribiendo para la Conadep (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas).

Ricardo Alfonsín, Daniel Filmus y Francisco De Narváez despidieron a quien el 24 de junio iba a cumplir un siglo.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner mandó una corona y habló telefónicamente con Mario Sabato y Elvira Gonzalez Fraga.

A partir de las 18.30 se realizará el homenaje a Ernesto Sabato que ya estaba previsto y que no se suspenderá. Será en la sala Jorge Luis Borges de Feria del Libro. Habrá una exposición de los trabajos y la vida del escritor.

Está organizado por el Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires y allí, entre otras muestras se podrá ver partes del film "Sabato, mi padre", hecho por su hijo Mario.