Pasar al contenido principal

DE MARCELO CORAZZA A BAM BAM

¿Qué fue de la vida de los seis ganadores de Gran Hermano?

Informe especial de Ciudad.com: que pasó con quienes salieron triunfadores de la casa más famosa.

Miércoles 27 de Abril de 2011

Gran Hermano, como todas las cosas de la vida, tiene un principio y un final. Las cámaras de la casa (y las de afuera) no son para siempre. Una vez finalizado el reality, los participantes deben seguir con sus vidas. Algunos decidieron aprovechar la fama para instalarse en los medios. Tales son los casos de Silvina Luna, Ximena Capistro, Claudia Ciardone y Gustavo Conti, entre otros. Pero los ganadores de las ediciones anteriores de Gran Hermano, ¿qué hacen actualmente?

Diego Leonardi siempre va a estar agradecido por la(s) experiencia(s) que le dio el reality. Luego de terminar quinto en GH4 (espontánea de Marianela, mediante), fue el ganador de Gran Hermano Famosos y cumplió con su objetivo de ser aceptado por la sociedad tras cumplir la condena de cinco años por robo. Después de culminar sus compromisos con Telefe, Diego probó suerte como cantante de cumbia, pero la fama lo alejó de su familia. Se separó de su segunda mujer en medio de una disputa económica, tuvo un accidente de auto del que salió ileso de milagro y volvió a su antiguo trabajo: remisero. También fue colectivero y actualmente se encuentra trabajando en una fábrica de elementos para carpinteros con un amigo.

Por su parte, Estaban Morais, el ganador de Gran Hermano 5, decidió instalarse en el mundo del espectáculo. Participó de Patinando por un sueño 2008; fue cronista de Sin codificar, programa de América conducido por Diego Korol; e hizo teatro con Rodolfo Ranni y Emilio Disi. También armó su banda de reggaeton, llamada May Day, y estuvo de gira en Venezuela, México, Colombia y por el interior del país. Actualmente, Bam Bam está por comenzar a grabar una tira en Uruguay para Canal 4 de Montecarlo junto a China Zorrilla, Gerardo Romano y Osvaldo Laport, entre otros. Y está muy cerca de concretar una participación especial en Los Unicos, el gran éxito de El Trece.

Roberto Parra, triunfador de Gran Hermano 2, no logró instalarse en los medios, un poco por el medio y otro tanto por decisión propia. Hoy trabaja en la industria textil junto a su cuñado. Tiene su oficina en el departamento comercial y se encarga de vender una marca de ropa conocida a distintos locales.

Marcelo Corazza entró en reemplazo de Gustavo Jordurcha y fue el ganador de la primera edición argentina de Gran Hermano, en 2001. No tiene mucho aprecio por las cámaras. Pero se mantuvo en los medios trabajando de productor en programas como La Ley del Amor, ficción protagonizada por Soledad Silveyra. Actualmente, Corazza se gana la vida como profesor de educación física y entrenando a un equipo de rugby amateur.

Viviana Colmenero, que dentro de la casa confesó un pasado en la prostitución y fue la vencedora de Gran Hermano 3, probó suerte sobre las tablas: en 2003 fue compañera de Noemí Alan y Mariana de Melo en la obra Rubro 59. Pero luego del "veranito", no logró mantenerse en los medios. Hoy se las rebusca con algunos negocios familiares, mientras intenta concretar un pequeño negocio textil junto a su hermana.

Marianela Mirra participó de la final más vista en la historia de Gran Hermano, la del pico de 50.3 puntos de rating. Aquel mano a mano con el cordobés Juan Expósito quedará en el recuerdo, aunque la verdadera final la ganó antes, al eliminar a Diego Leonardi. La tucumana se consagró ganadora de la cuarta edición del reality. Y su figura mediática la obligó a quedarse un largo tiempo en Buenos Aires, aprovechando su fama para facturar por presencias en boliches y demás compromisos. Pasó por Bailando por un sueño 2008 y probó como modelo, pero después decidió volver a sus pagos y seguir con sus estudios de abogacía. Actualmente, una de las jugadoras más recordadas trabaja en un banco como asesora legal. Para ella, el juego también se terminó.