Los amores de Juana Viale - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Los amores de Juana Viale

La nieta de Mirtha Legrand es famosa desde la cuna y sus romances siempre llamaron la atención. Mirá este repaso imperdible, en medio del escándalo con Martín Lousteau.

Juana Viale y sus amores.

Con 29 años recién cumplidos, Juana Viale del Carril tiene una intensa historia amorosa y, aunque ella lo niegue, mediática. Ya desde adolescente sus romances generaban polémicas y la prensa los amplificaba.

Su primer romance conocido fue a los 15 años, cuando se mostró a los besos con un tal Alé de Basseville, un francés que la doblaba en edad en edad. Además de sus rulos rubios y su pinta de tipo rudo, era conocido por haber salido con la modelo María Inés Rivero.

Otro de sus amores de adolescente fue con Iván de Pineda. Al parecer, uno de los preferidos de la abuela Mirtha que hasta lo invitó a sus almuerzos durante la relación que mantenía con Juana y la mismísima se mostró detrás de cámaras acompañando, contenta, al exitoso modelo.

Al poco tiempo, y a sus 20 años, formalizó un noviazgo con el músico Juan de Benedictis, hijo de Piero. Fruto de ese amor y cuando ya la pareja estaba separada, nació Ámbar, la primogénita de Juana y la primer bisnieta de Mirtha Legrand.

En 2003, conoció a Tomás Fonzi, que era su compañero en la ficción Costumbres Argentinas. Allí comenzó un breve romance que finalizó sin pena ni gloria.

Allá por el 2005, la nieta de Mirtha Legrand conoció a Gonzalo Valenzuela, un famoso actor chileno que había venido al país a participar de Doble vida (al igual que ella). La pareja se pusieron de novia y al poco tiempo ella quedó embarazada de su segundo hijo. Fueron nueve meses difíciles, ya que Juana debió permanecer gran parte de la gestación internada en Chile y, cuando finalmente nació, Silvestre debió también quedarse en la clínica algunos meses más. Por esos angustiantes momentos, sólo se hablaba de la garra y valentía que tuvo la hija de Marcela Tinayre para sobrellevar ese difícil momento.

Sin embargo, la tranquilidad y armonía familiar no duró mucho. En 2009, la relación con el actor chileno comenzó a desgastarse y la pareja se disolvió por un tiempo. Fue en ese lapso cuando Juana tuvo un affaire con el tenista Gastón Gaudio, aunque ninguno de ellos quiso reconocer el amorío, ni durante, ni después de la ruptura.

Tras un tiempo de aparente soledad, Juanita se reconcilia con Gonzalo Valenzuela, y nuevamente queda embarazada, confirmándolo ella misma en los almuerzos de su abuela.

Ahora, la actriz que exitosamente revolucionó las telenovelas argentinas de la mano de Malparida, fue pescada por la prensa a los besos con el ex ministro de Economía, Martín Lousteau. Embarazada de seis meses, la muchacha fue capturada en pleno Palermo y a puro mimo dentro de su auto con el economista, quien, a poco de conocerse la noticia, viajó a Uruguay para tratar de evitar el escándalo (?) que seguramente, lo atrape luego de su regreso a Buenos Aires.

TE PUEDE INTERESAR