El día que Caiga Quien Caiga se quiso reir del periodismo... y le salió mal - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El día que Caiga Quien Caiga se quiso reir del periodismo... y le salió mal

Inventaron un falso affaire entre Gonzalito y Floppy Torrente para demostrar que nadie chequea la info. Pero obviaron los llamados al periodista. Acá, la reproducción.

PLAY ME

Cuadro de situación: los muchachos de Caiga Quien Caiga montaron una escena falsa entre Gonzalo Rodríguez y Florencia Torrente, tomando algo en un bar. Subieron a Twitter una foto del momento en que el periodista le acariciaba el brazo a la hija de Araceli González, a través de la cuenta @MarTolosa (que hoy ya no existe). Y la mandaron a todos los periodistas y medios de espectáculos habidos y por haber. Luego hicieron lo propio con un video, donde se los veía yéndose en moto. ¿El objetivo? Demostrar cómo se puede inventar una noticia.

El tema es que, en el afán por tener la gran nota, obviaron los llamados que tanto Gonzalito como Floppy recibieron a sus celulares. Tanto de este medio, como de otros. Y peor aún: mintieron al decir que no habían sonado sus teléfonos. Qué lástima. Las cámaras de Caiga Quien Caiga, que siempre están prendidas para dejar en ridículo a los políticos, brillaron por su ausencia cuando Gonzalo Rodríguez atendió un llamado de Sebastián Tortoriello, periodista de Ciudad.com, a quien dejó colgado con un supuesto llamado en espera. ¿Por qué habrán estado apagadas? Tal vez el que quedaba en ridículo era Gonzalito.

También estuvieron apagadas cuando desde Eyeworks Cuatro Cabezas, la productora de CQC, llamaron a Intrusos para advertirles que "no compraran", que era una mentira. ¿Tenían miedo de que Jorge Rial les devolviera la gentileza en caso de no avisarle? De ser así, la jugada les salió mal. Basta con leer lo que dijo hoy el conductor en su programa de radio, en defensa de sus colegas.

El mismo día que se difundió la foto, miércoles 13 de abril, este sitio marcó el número del periodista en reiteradas ocasiones. Lo mismo hizo con el de Flor Torrente. Pero del otro lado nunca hubo una voz en el teléfono. Sí hubo un tweet de la actriz y pintora: "Somos amigos", le respondió a una seguidora, ante la pregunta obligada. Por eso se decidió publicar la imagen que estaba dando vueltas en las redes sociales, sin ninguna afirmación ni en título ni en el texto interno, tan sólo con la descripción de la foto y el lugar de origen. Unas horas después, al obtener la información de que podía tratarse de una "broma" de CQC, se agregó la misma a la nota.

Al día siguiente, jueves 14 de abril, Gonzalito por fin atendió nuestro llamado. Pero nos dejó en espera... Al insistir, su celular sonaba y sonaba, pero no atendía. ¿Tal vez porque ya tenía registrado nuestro número? Mmm... Entonces probamos desde otro teléfono. Porque somos desconfiados. Como debe serlo un periodista. Y se hizo el milagro. Atendieron. Pero esta vez no era Gonzalito. Era un productor, que hizo de su vocero. "No va a tener el teléfono hasta mañana", dijo. A buen entendedor...

Sospechosamente, la hija de Araceli borró aquel tweet donde decía "somos amigos". Claro, era como declarar una mentira para agigantar el falso rumor. Porque en el informe dejó en claro que no existía amistad alguna con Rodríguez, y que se conocían "hace cinco minutos".

Con la confirmación de que era una maniobra del programa de Telefe, Ciudad.com publicó la información ese mismo jueves 14, a menos de 24 horas de la divulgación de la foto. Otros medios, también. Pero en el pomposo informe de Caiga Quien Caiga, esa parte también la obviaron. Como los llamados al celular de Gonzalito y Floppy. Una lástima. O mejor dicho, lastimoso.

TE PUEDE INTERESAR