El hijo de Charly García, contra Palito Ortega y la novia de su padre - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El hijo de Charly García, contra Palito Ortega y la novia de su padre

Lo acusó de "manager ineficiente" y sobre Mecha Iñigo dice que "tiene el alma perdida". Le preocupa los fármacos que le dan a Charly: "Este es el suicidio público de mi padre".

El hijo de Charly García, contra Palito Ortega y la novia de su padre. (Fotos: Web)

Duras declaraciones de Migue García, el hijo de Charly, contra Palito Ortega y Mecha Iñigo, la novia su padre a la revista Noticias. Al primero lo calificó de “manager ineficiente”. Sobre ella, en tanto, asegura que tiene “el alma perdida”. De su padre completa: “Hoy mi viejo no tiene un psiquiatra de cabecera y eso es una locura”.

“Ramón Ortega no le salvó la vida a mi padre”, asegura Migue. "Se vieron por última vez en navidad cuando le dijo: dijoMan, te están cagando” y revoleó un tacho de basura. Charly no contestó:“Se quedó tranquilo, mirando ‘Los Simpsons’”, cuenta Migue.

 “¿Vos le prestarías 200 pesos a Palito? Tenemos un manager ineficiente que canta 'La Felicidad, la la la la'”, dice en clara referencia Ortega, en contrapunto de quienes califican a Palito como el "ángel de la guarda".

Sobre la pareja de Charly también disparó duro: "Yo la conocí cuando ella pululaba entre mis amigos patricios, promiscuamente entre la marginalidad y la toxicidad. Fui su profesor de piano. Debe tener muchas cualidades muy lindas, pero su alma ya está perdida", sentenció. “Esto es el suicidio público de mi padre”, dice tranquilo y agrega: “¿Dónde está el manager? Y esto no es por una cuestión de herencia. ¡Me cago en la herencia! Me he enterado de que Mercedes ha querido hacerle comprar propiedades millonarias. Ser prostituta es más digno.”

Al ser consultado sobre cómo ve a Charly hoy, rescata: “Él es un divino siempre. Yo lo veo y me dan ganas de chupetearle todos los bigotes. Pero de a poquito lo fueron chupando. Hay que bajarlo a Palito de un hondazo. Es fácil.”

Sin embargo, con las declaraciones ya picando, sumó un manto de cautela: “No quiero molestar a mi padre, ojalá cayera una especie de polvo mágico que haga que Palito sea una mejor persona. O al menos que sea hábil. Lo que no quiero es estar más noches yéndome a dormir sin saber si mi viejo se va a despertar. Hay pastillas muy dañinas, muy adictivas y separarlas de las drogas ilegales es una tontería. Hoy mi viejo no tiene psiquiatra de cabecera y eso es una locura”.

TE PUEDE INTERESAR