Alejandro de Gran Hermano: "La fama no es lo mío, me parece raro que me reconozcan" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Alejandro de Gran Hermano: "La fama no es lo mío, me parece raro que me reconozcan"

El "finalista" que se quedó sin final no quiere ser actor ni conductor: "Todo lo que saque de presencias en boliches y demás va a ir para mi operación". Entrevista de Ciudad.com.

"Durante 2010 tuve una depresión muy jodida. Estaba encerrado en el cuarto sin levantarme de la cama. De repente, para mí fue por la mano de Dios que se me dio vuelta la vida. Fue un cambio de 180 grados, justo dos semanas antes de enterarme que entraba a Gran Hermano", le relata Alejandro Iglesias, el "finalista" que se quedó sin final, en exclusiva a Ciudad.com.

Su declaración muestra un costado que muchas veces se vio en la casa. Fastidio, aburrimiento, días y noches en vela y un gran sueño por cumplir: lograr su tan ansiada operación para finalmente poder sentirse un hombre completo y dejar atrás la disforia de género que tanto lo angustió durante su niñez y adolescencia.

-Además de tu ya famosa operación, hablaste de varios otros sueños que te quedan por empezar a cumplir a raíz de tu salida. ¿Cuáles son?

-Me gustaría conocer más gente como yo, meterme en algún proyecto y estar más en contacto, apoyar a la gente que le pasa lo que a mí me pasó.

-¿Qué lugar te gustaría ocupar en los medios?

-Me gustaría ser una especie de vocero de alguna fundación. Usaría los medios para eso. La fama no es lo mío.

-¿Cómo vas a hacer para terminar de junta el dinero para tu operación habiendo salido antes de la final?

-Obviamente voy a luchar por mi operación y voy a aprovechar las presencias en los boliches y demás para juntar el dinero. No sé si me gusta la fama, la tele. Por ahí probando me empiece a gustar.

-¿Qué les decís a los que te acusan de haber entrado a jugar sólo con tu historia?

-No tenía ni idea de eso. No llevé mi historia como una estrategia, era algo que tenía que decir, tenía que dejar de ser un tabú. No me interesaba el juego en sí. Me interesan otras cosas, las actitudes de las personas. El juego, no. No me llamaba la atención. Estaba pensando en lo que iba a hacer afuera, la ansiedad, por eso me pasé tantas noches sin dormir. Intenté armar estrategias y jugar, pero me di cuenta de que no es lo mío.

-¿Por qué creés que el público te votó para salir?

-Por mi distancia y enfrentamiento con Cristian U. Todavía no pude ver casi nada, pero pienso que es por eso.

-¿Te sentías finalista?

-Nunca me sentí finalista. Me cuesta ponerme en esa posición. Prefiero el perfil bajo. Lo escuché muchas veces, era una posibilidad, pero las cosas van cambiando. Todo puede pasar, por ejemplo no me esperaba la salida de Luz. Pero también es cierto que en el momento de irme es como que escuché mi nombre antes de que Jorge Rial lo dijera.

No me esperaba la salida de Luz. Pero al momento de irme, es como que escuché mi nombre antes de que Rial lo dijera".

-¿Qué creés que piensa la gente de vos?

-Me cuesta imaginarlo. En realidad sigo igual que antes. Me parece raro que me saluden y me reconozcan.

-¿Cómo fue para vos entrar a GH?

-Fue un vuelco de 180 grados en mi vida, una oportunidad terrible. Lo tomé como algo que iba a pasar, yo sabía que iba a entrar, estaba tranquilo, pero re contento. Pienso que lo aproveché y siento que le saqué todo lo bueno que pude.

-¿Qué significó contar tu historia en la tele?

-Un alivio terrible, estuvo muy bueno. Me gustó.

Contar mi historia en la tele estuvo muy bueno. Fue un alivio terrible".

-En una de las notas que dio tu hermana Patricia cuando estabas en la casa, contó que a tus 21 años tuviste una fuerte depresión y hasta llegaste a no tener ganas de vivir más. ¿Es cierto?

-Viví muchos momentos de ese estilo en mi vida, yo la buscaba a ella para que me rescate. No le veía sentido a nada, veía que se me pasaban los años. No quería estar en ningún lado, no me sentía cómodo. Fue un estado depresivo muy fuerte. Me costó muchísimo salir. Justo dos semanas antes de que me avisaran que entraba a Gran Hermano estaba repuntando.

-¿Cómo manejaste ese tema para no tener una recaída adentro de la casa?

-Un poquito antes de salir me deprimí y sentí impotencia por algunas cosas. Por ahí no lo tenía superado del todo, pero no fue tan grave.

-Volviendo al juego, ¿quién gana GH?

-Es impredecible. Si te digo, te miento. Puede cambiar todo.

-Te cambio la pregunta: ¿quién querés que gane?

-Me guio más por las necesidades, así que me gustaría que gane Tamara. Y la veo muy preocupada a Pamela también.

-¿Cómo fue tu relación con Cristian U.?

-Con el tiempo vas conociendo a las personas. Fui cambiando el concepto que tenía de él. Ahora veo que no es el tipo de persona con la que yo me relacionaría. No me identifico con él. Me parecía demasiado frío.

Fui cambiando el concepto que tenía de Cristian U. Ahora veo que no el tipo de persona con la que yo me relacionaría. No me identifico con él".

-¿Quién te parece la más linda de la casa?

-(Piensa) Jésica.

-¡Apa! Pensé que me ibas a decir Natalí o Solange... ¿Cómo fue tu relación con ellas?

-Me gustaba mucho la tonadita de santafesina de Solange y es una chica muy linda. Además nunca me trató mal y eso más que me gustaba hizo que todos hablen. Pero no es que me haya enamorado. Con respecto a Solange no pasó nada. Capaz te confundís ahí adentro, quizás buscás lo que tenés afuera y por eso se complica.

TE PUEDE INTERESAR