Escándalo en Gran Hermano: una sanción por destrozos desató un boicot al programa - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Escándalo en Gran Hermano: una sanción por destrozos desató un boicot al programa

Por roturas de cámaras y micrófonos, el público decidirá si hay reducción de presupuesto. Los participantes planearon una "huelga" en disconformidad con la medida.

“Nos encontramos con desbordes, vandalismo, y con una generación a la que no le importan los límites, ni el respeto. En algunos casos es grave, y es para que reflexionemos, porque esto es un programa de TV, pero también un reflejo de la sociedad". Así arrancó Jorge Rial la gala de expulsión de Gran Hermano, dominada por los destrozos de cámaras, micrófonos y luces que los participantes causaron a raíz de las llamadas "guerras de almohadas".

“Podría llegar a haber expulsión, y hasta pensamos mandar a todos a placa. Hoy GH va a tener que intervenir personalmente para aplicar un correctivo, y para explicar cómo son las cosas. Porque no acataron cuando se les pedía moderación, redoblaron la apuesta”. Para cerrar, señaló: “Están tratando de convertir GH en tierra de nadie. Hasta acá fuimos contemplativos, pero ya no, no más vandalismo, no más motín”.

A continuación se emitieron las imágenes de la guerra de almohadas que afectaron cámaras, micrófonos, vasos y portarretratos entre otras cosas.  Utilizaron cuchillos para abrir las puertas, ensuciaron todos los ambientes, y ellos mismos pronunciaron a viva voz: “Estamos destrozando la casa”:

Acto seguido, el conductor ingresó a la casa visiblemente enojado y les preguntó: “¿Se portaron bien?” “Síiiiii”, fue la respuesta conjunta. Para colmo, Rial les anunció que verían lo hecho en la casa, y ellos, lejos de amedrentarse, se rieron.

Y llegó el momento de la intervención de  la voz de Gran Hermano para anunciar que habían protagonizado escenas de vandalismo nunca antes registradas en las seis ediciones anteriores. Después, les empezó a enumerar todo lo que habían roto durante los “días de furia”, y les comunicó que les daría por perdido el último desafío semanal, y que al día siguiente se le entregarían productos por la mitad del presupuesto.

Las caras de sorpresa no se hicieron esperar, y Martín Pepa dijo que no le parecía justo que un error individual repercutiera grupalmente. Emanuel agregó: “Nos están forreando”. Cristian U. dijo que se les pedían cosas a ellos, pero la producción no respondía a sus requerimientos como “llevar un enfermero para curarle el pie a una de las chicas”, o acercarle un psicólogo a él cuando lo estaba requiriendo.

Además dijo: “Con la comida no se juega. Sabemos que la intención es que tengamos hambre para que nos pongamos loquitos y nos peleemos, pero no da”. El resto apoyó su moción y, uno a uno, fueron exponiendo, su disconformidad.

Sin embargo, Rial, en primera instancia, emprendió un discurso en defensa de lo decidido por GH y pareció dar por terminado el asunto. No obstante, luego de que Ariana haya sido eliminada,  Gran Hermano, sorprendió con otro comunicado en el que anunció que la decisión de la sanción quedará supeditada a la votación del público, por lo que recibirán el presupuesto semanal para alimentos sin ganancia ni pérdida.

Entramos en un reality en el que les va a medir más castigarnos que no castigarnos. Tenemos que ponerles un freno los 18. (Emiliano)

Al término de la gala, los participantes se reunieron en el living y comenzaron planear un boicot contra el programa, disconformes con las sanciones de Gran Hermano. Emiliano se puso al mando de los más enojados: "Entramos en un reality en el que les va a medir más castigarnos que no castigarnos. Entonces no deberíamos prendernos en esto, tenemos que ponerles un freno los 18. Nos tenemos que unir todos para que nos den cosas, para que nos reventemos de otra manera, para que el rating sea en base a la diversión".

Emanuel, Cristian U. y Martín Pepa apoyaron las palabras del cordobés. Pero otros, como Alejandro, Cristian Yáñez y Jésica, no. Se habló de transformarse en "plantas", de dormir todo el día, de no prestarse a los juegos de Gran Hermano.

¿Quedará sólo en las palabras o habrá un boicot en la casa?

TE PUEDE INTERESAR