Juan Pablo sorprendió en el confesionario de Gran Hermano y se autonominó - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Juan Pablo sorprendió en el confesionario de Gran Hermano y se autonominó

El "campesino", como se autodefine el hombre de Las Rosas, optó por no votar a ninguno de sus compañeros y quedó automaticamente en la placa. ¿Qué pasó?

En la cuarta edición de Gran Hermano fue parte de la casa un cordobés estudiante de medicina que, a cada frase que prenunciaba, le agregaba la muletilla "¿me entendés?". Se hizo popular por su fama de bonachón, y también por haberse inmolado en varias ocasiones en el confesionario, al evitar “mandar al muere” a sus compañeros, y ponerse él mismo en la placa de nominación.

Aunque muchos percibían esta forma de juego como el modo más efectivo de generar lástima y ganarse al público, otros le creyeron su bondad y lo convirtieron en subcampeón de aquella edición que ganó Marianela.

En la temporada reinante, parece que su espíritu volvió a deambular por la casa más famosa, y se encarnó en Juan Pablo, el chico de Las Flores. Se trata de otro buenazo, que se autodenomina “campesino”, y que dice todo el tiempo “que no tiene problemas con nada ni con nadie”. De hecho, cuando la voz de Gran Hermano lo llama al confesionario, Juanpa suele preguntarles a sus compañeros “¿qué digo?”, como si no tuviera parlamento propio.

La frutilla del postre la puso en la nominación de anoche, cuando fue llamado al cuarto de nominación y decidió calcar a la perfección la jugada de su tocayo Juan.

Big Brother le anunció que tenía un minuto para nominar y argumentar su decisión, y Juan Pablo comenzó a explayarse: “La cosa es así: los 18 me caen bien y me parecen re buena gente. Sé que es un juego y que hay que nominar, pero el juego no tiene varias cosas en cuenta, como los sueños y los proyectos. Y la verdad es que yo no me creo alguien capaz de decidir si el sueño se puede cumplir o no. Por eso creo que lo mejor es no nominar. Sé que quedo como un boludo, pero prefiero ser boludo y estar bien conmigo mismo”, sentenció.

“A ver Juan Pablo: ¿vos sabés cuáles son las consecuencias de no nominar?”, le preguntó Gran Hermano. “Sí”, respondió el participante. “¿Cuáles?”, volvió a interrogar la voz incógnita. “Voy a placa”, contestó con seguridad el hermanito.

“Estás eligiendo quedar nominado”, le avisó GH. “Así me quedo más tranquilo”, se justificó el chico.

De esta manera, un concursante que no hubiese quedado nominado por voluntad de sus compañeros, eligió a acompañar a Pamela y Ariana en la placa. Se autonominó y las especulaciones no tardaron en llegar, sobre todo desde la perspectiva de Jorge Rial que, luego de lo sucedido, avisó: “Atentos con esto: nadie se autoinmola porque sí”.

TE PUEDE INTERESAR