Claudia Fernández habría renunciado a la obra de Ricardo Fort - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Claudia Fernández habría renunciado a la obra de Ricardo Fort

La vedette uruguaya lo habría decidido luego de un violento incidente entre su marido y el productor del espectáculo.

Todo ocurrió en Mar del Plata, en la noche navideña del sábado 25. En el teatro Tio Curzio se desarrollaba un nuevo ensayo de Fortuna 2, con Ricardo Fort, cuando -según testigos cercanos- Leonel Delménico, marido de Claudia Fernández, vedette del espectáculo, habría encarado de modo violento a Alejandro Arellano, productor de la obra.

Delménico habría agarrado del cuello a Arellano, y al grito de "Vos estuviste hablando de mi mujer, te voy a c... a trompadas", habría intentado agredirlo.  En ese momento intervinieron los custodios de Fort para separar la pelea y -según los mismos testigos- uno de ellos recibió una trompada en el rostro. Al final los custodios del millonario pudieron controlar el escándalo y se terminaron las agresiones físicas.

¿Pero por qué se generó el enojo de Delménico? Al parecer, en una reunión privada entre Fort, Arellano y algunos amigos, habrían repasado la vida amorosa de Claudia Fernández, entre otras damas del espectáculo. El chisme llegó a los oídos de la uruguaya que, ofendida, se lo contó a su marido.

Al final, las piñas dieron paso a  las consecuencias legales. Fort discutió con Claudia Fernández: "Lo que nosotros hablamos fue en una reunión privada. Y yo no tengo porqué dar explicaciones de lo que hablo con mis amigos. Decime quién te lo contó", la increpó el millonario. La negativa de la uruguaya a confesar cómo le había llegado el comentario provocó el despido de Félix, amigo, "gato" de Fort, y sospechoso de haber llevado el chisme.  Alejandro Arellano, en tanto, se presentó en la comisaría para denunciar a Delménico por agresión.

¿Y Claudia Fernández? ¿Renunció? Hay quienes dicen que la uruguaya estaba buscando un motivo para desvincularse de la productora, y que los supuestos comentarios le habrían servido como justificativo perfecto. Pero ella desmiente su renuncia. ¿Cómo seguirá esta historia? Seguramente con una pulseada econónomica: la vedette pretenderá cobrar su contrato, y Arellano intentará demostrar que en realidad ella renunció.

Lo cierto es que la temporada 2011, que todavía ni siguiera empezó, ya tuvo su primer gran escándalo. ¡Bienvenido, verano!

TE PUEDE INTERESAR