Celeste Cid habló sobre su relación con las drogas - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Celeste Cid habló sobre su relación con las drogas

Después de su recuperación total, la actriz de "Para vestir Santos" contó cómo fue su relación con las drogas.

A un año de recuperación (en el 2009 fue internada por sobredosis), Celeste Cid fue entrevistada en la revista Rolling Stone, en donde habló sobre las drogas y dió a entender que consumió paco.

“Y… algo de eso hubo (silencio). Hace poco leí una frase que dice: ‘Si mirás mucho tiempo al abismo, el abismo te devuelve la mirada’”, respondió la actriz, cuando le preguntaron si había consumido o no paco. Luego de ese silencio esclarecedor, la actriz que protagoniza "Para vestir Santos" por El Trece reveló que no le gusta "el porro": “Me pone mal, me pega al revés de todo el mundo. En vez de dormirme o darme risa, me da paranoia”.

Fue un momento heavy, sin conciencia de lo que hacía

Por otro lado, la bella morocha también contó los motivos que la llevaron a vivir de modo: “Fue una etapa que desbordé con cosas que supe siempre, que me habían pasado a nivel familiar, muy profundo, y que yo había adormecido. Como trabajo desde muy chiquita, siempre tuve la inercia de seguir, seguir y no querer abrir los ojos. Hasta que cuando lo hacés, ves todo y entrás en crisis. Y lo interesante es eso, verlo, dar un rulo y cerrarlo para que no te siga condicionando. Fue catártico”.

A su vez, la ex pareja de Emmanuel Horvilleur agregó que "a veces hay que llegar a ese lugar para sacarte de encima cosas que lastiman y duelen. Y no me asusta, porque es un lugar renovador. Yo no sabía lo que me pasaba”. 

“Soy una persona que no puede dormir, no tengo sueño nunca, mi sueño es químico. Y también engordé por la ansiedad: hubo días en los que me daban atracones y me comía ocho alfajores, uno atrás del otro; desesperada con la cara llena de chocolate, un asco. Fue un momento heavy, sin conciencia de lo que hacía”, agregó Celeste Cid en una entrevista casi terapéutica.

TE PUEDE INTERESAR