Marley desmiente el affaire entre Mariana De Melo y Luís Miguel - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Marley desmiente el affaire entre Mariana De Melo y Luís Miguel

"Es mentira lo que dice", dijo el ex conductor y dejó mal parada a la vedette.

Ya resulta una fija del mundo del espectáculo que, cuando viene de gira un cantante internacional, aparezcan chicas con ansias de fama, asegurando haber estado con el famoso en cuestión. Ocurrió con Amalia Granata y Robbie Williams, con Luciana Salazar y Luís Miguel, y con otras muchas mediáticas que salieron a hablar de sus breves romances con Cristian Castro.

Por eso, en esta oportunidad en que el intérprete de "No sé tú" regresó al país después de un largo tiempo de ausencia, ocurrió lo esperable: varias chicas declarando haber compartido algún que otro momento con el cantante. Entre ellas Mariana De Melo, que salió a decir que había tenido un
encuentro cercano con el músico.

Invitada al estudio de "Infama" confesó que Luís Miguel "había sido muy caballero, que le había cantado al oído, que se lo habían presentado, que se habían puesto a hablar y que estaba muy bien físicamente". Y como esta última declaración dio lugar a la típica pregunta "¿cómo sabés?", ella se precipitó a aclarar: "Lo que pasó entre nosotros íntimamente, es nuestro. No puedo contar nada".

Ahí quedó la confesión de "la llorona", sin que nadie pudiera refutarla, hasta que Marley estuvo invitado a "AM, Antes del Mediodía" y la dejó como
una fabulera
. Es que, según se supo, el conductor es gran amigo del cantante y fue el encargado de armarle cenas con chicas del medio y, por ende, quien sabe todo lo que hizo y dejó de hacer Luismi en su estadía en Buenos Aires. A propósito del tema, contó: "Hicimos cenas también con Susana Giménez, y eso no se dijo. También otra con Noelia y Silvina Escudero, pero no estuvo con ninguna famosa"

Fue entonces que Vero Lozano le consultó por Mariana De Melo, y Marley risueño contestó: "Es mentira lo que dice. La única vez que se vieron fue
en una fiesta en donde había un montón de gente, y en la que ella se acercó a decirle "hola, ¿qué tal?", y él sólo le dio la mano y se fue inmediatamente para otro lado". De esta manera, la mentira que quiso postular De Melo tuvo patas cortas, y fue Marley el encargado de cortárselas.

TE PUEDE INTERESAR