Comer jabón está de moda - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Comer jabón está de moda

Un prestigioso chef tomo el concepto e innovó en el arte culinario imitando creando formas, texturas y aromas similares a los productos de higiene personal.

Dice el refrán que  “cuando hay hambre, no hay pan duro”.  Y es probable que si alguien afirma haberse comido algunos “amenities” creamos que se trata de algún tipo de comida exótica. Sin embargo, sería difícil imaginar que una persona en su sano juicio nos recomiende probar manjares como jabón, sales de baño, crema hidratante o hasta una esponja.

Lo cierto es que esto ocurre en un restaurante del norte de España y los comensales salen satisfechos luego de deleitarse con estos excéntricos platos.

Amenities es la forma de nombrar a la canasta de artículos de tocador en los hoteles de lujo. Y un prestigioso chef tomo el concepto e innovó en el arte culinario imitando creando formas, texturas y aromas similares a los productos de higiene personal.

La esponja en la que se pone el jabón líquido era un paralelepípedo de pan. El jabón estaba compuesto de agua de tomate aromatizada con albahaca. La crema hidratante era una combinación de crema de queso de oveja y el elixir dentífrico con un toque de jugo de granada.

Al igual que las originales, las sales de baño venían en un sobrecito transparente, que dejaba ver los gránulos rojizos. Al probarlo el obulato se disolvió de inmediato, liberando una crujiente mezcla de caparazones y cabezas de gamba reducidos a cristalitos, todo molido y tostado.

Según la protesista dental Mercedes B que tuvo el placer de saborear estas delicias, las sales de baño fueron las que más sospechas le despertaba, pero sin dudas fue el bocado que más disfrutó. Eso sí, a pesar de todo, hay que cepillarse los dientes también después de esta particular comida.

TE PUEDE INTERESAR